jueves 30 de abril de 2009 - 7:20 PM

Juez español Baltasar Garzón investigará torturas en Guantánamo

El juez español Baltasar Garzón investigará a los autores de torturas en el centro de detención de la base militar estadounidense de Guantánamo (Cuba), basándose en las denuncias de cuatro prisioneros.


El juez decidió llevar a cabo "diligencias previas" contra "los posibles autores materiales e inductores, cooperadores necesarios y cómplices" de delitos de torturas, según el auto del magistrado difundido este miércoles.

Garzón investigará basándose en las denuncias de tortura de cuatro hombres que estuvieron detenidos en Guantánamo: un español, un marroquí residente en España, un palestino y un libio.

Este caso es diferente de una investigación bloqueada por la fiscalía española contra responsables estadounidenses de la administración Bush.

El juez de la Audiencia Nacional, principal instancia judicial española, ve "un plan autorizado y sistemático de tortura y malos tratos sobre personas privadas de libertad sin cargo alguno y sin los elementales derechos de todo detenido, marcados y exigidos por las convenciones internacionales aplicables", según el texto del auto.

Se basa para ello en los documentos desclasificados del gobierno estadounidense, que indica que solicitará.

Ese plan "configura la posible existencia de una acción concertada para la ejecución de una multiplicidad de delitos de torturas" en Guantánamo y otras prisiones como la de Bagram (Afganistán), "que adquiere casi un nivel oficial", según Garzón.

Los denunciantes son el español Hamed Abderramán Ahmed, Lhacen Ikassrien, marroquí residente en España, el palestino Jamiel Abdelatif Al Banna y el libio Omar Deghayes.

Todos "denunciaron que habían sufrido la práctica de diferentes actos de agresiones físicas o psíquicas sobre sus personas durante el tiempo de sus detenciones en diferentes países, siempre bajo la autoridad de personal del ejército norteamericano, al que fueron entregados tras su detención" en Afganistán, Pakistán y Gambia, según el auto.

Los dos primeros fueron absueltos por la justicia española del delito de "integración en la organización terrorista Al Qaeda", y para los segundos, la justicia española dictó órdenes de detención de anuló posteriormente.

En Guantánamo, Jamiel Abdelatif fue presuntamente "sometido a unos mil interrogatorios en sesiones de 2 a 10 horas a diario e incluso dos veces al día, a cualquier hora del día o de la noche, en condiciones extremas de calor o frío, sujeto por grilletes en manos y pies".

Luz permanente, música alta, golpes en los testículos y ausencia de abogado son otras de las torturas a las que fueron sometidos y que les dejaron secuelas físicas y psíquicas, según sus declaraciones.

El juez Garzón también quería abrir una investigación sobre el equipo jurídico estadounidense que durante el gobierno dirigido por el ex presidente George W. Bush creó el centro de detención de Guantánamo, pero la fiscalía se opuso por no estar dirigida contra los autores materiales.

Garzón, de 53 años, es conocido internacionalmente por su defensa de la justicia universal y por lograr la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en Londres en 1998.

La justicia española reconoce desde 2005 la jurisdicción universal para investigar crímenes contra la humanidad, genocidio y torturas cometidas en todo el mundo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad