viernes 18 de diciembre de 2009 - 8:44 PM

La electricidad, motor de la industria

Los motores y materiales eléctricos, que multiplican la productividad de las empresas de todos los sectores, se consiguen y mantienen gracias a las empresas distribuidoras, que brindan asesoría técnica, repuestos y mantenimiento para que los sectores productivos muevan la economía santandereana.

 

El descubrimiento de la electricidad y la invención de artefactos capaces de generarla, almacenarla y utilizarla en provecho del ser humano ha sido una de las grandes conquistas de la civilización y la modernidad. Primero, con la generación de corrientes directas y alternas que fuesen capaces de producir la iluminación artificial y mover mecanismos que antes requerían la fuerza del hombre o de los animales.

Estas máquinas, impulsadas por la electricidad, permitieron el triunfo de la revolución industrial, el aumento geométrico de la productividad y la llegada de la era moderna. Más tarde, el desarrollo de la ciencia y la tecnología de la electricidad produjeron el más grande revolcón en la historia humana, que condujo a la electrónica, las telecomunicaciones, los computadores y miles de inventos más que disfrutan las generaciones actuales

 

El motor eléctrico

El motor eléctrico es uno de los equipos más utilizados por el hombre, ya que tiene un sinnúmero de aplicaciones y facilita las labores de la industria. Por eso, el buen uso y mantenimiento permanente de los motores es de vital importancia para la preservación de su vida útil. No obstante, la innovación no se detiene y cada vez se encuentran en las industrias nuevas maquinarias que, además de facilitar las tareas, agilizan la producción. Todas estas máquinas se encuentran en movimiento continuo gracias a sus motores.

Buen ejemplo de esto son los motores de uso industrial.

Los monofásicos, para 110 y 220 voltios, conmutables, se usan más en pequeña industria, como zapatería y panadería, entre muchas otras. Los motores trifásicos, para 220 y 440 voltios, también conmutables, se utilizan en la mediana y gran industria. Esos motores se pueden acelerar o ralentizar con variadores electrónicos de velocidad y se consiguen de 2, 4, 6 y 8 polos o velocidades. Recientemente se ha venido imponiendo el motor para trabajo severo, que es más robusto. Es utilizado, por ejemplo, para trituradoras de piedra y balancines, pues tiene más resistencia, ya que está elaborado en hierro gris y viene con rodamientos reforzados para mayor resistencia a las vibraciones y a las altas temperaturas.

En general en los motores se debe asegurar que el voltaje esté llegando sin altibajos y si se presentan inconvenientes se recomienda instalar un guarda-motor o un arrancador directo.

 

Buen mantenimiento

Del adecuado mantenimiento y cuidado depende la vida útil del motor. Para que tenga mayor durabilidad se aplica un barniz eléctrico para darle mayor rigidez al bobinado. Igualmente, el cambio de rodamientos es vital, por cuanto evita que arrastre y dañe el bobinado. Tampoco se debe permitir que el motor se deteriore en grado sumo antes de llevarlo a mantenimiento y revisión, porque más tarde los daños se complican y los arreglos salen tan costosos que es mejor comprar un nuevo motor.

 

Otros cuidados

El motor debe quedar bien instalado, derecho y bien alineado, con buena conexión eléctrica y el voltaje indicado. No solo por exceso, sino por defecto o falta de voltaje se puede fundir un motor, porque el motor se sobrecarga de trabajo y se quema Algunas veces, cuando hay problemas en el suministro, es conveniente instalar un arrancador eléctrico o estrella triángulo para proteger el motor. El montaje El montaje es un valor agregado para asegurar la eficiencia y durabilidad de las máquinas y demás aparatos eléctricos. Este se debe realizar observando las especificaciones del fabricante y lo debe realizar personal calificado. En este punto la asesoría se convierte en algo tan importante como la garantía. Materiales eléctricos Las soluciones para los procesos de automatización y control se diseñan en la medida exigida por el cliente. Para esto, una de las empresas que acompaña este informe realiza la labor de especialista en detección electrónica, gracias a varios años de experiencia en el sector eléctrico de Santander.

En estos almacenes se consiguen materiales eléctricos de óptima calidad, entre ellos la gama completa de contactores, interruptores automáticos, relés, supervisores de redes eléctricas y sensores aptos para la distribución eléctrica, control industrial y gestión de energía, ajustados en sus especificaciones a los estándares internacionales.

 

Asesoría especializada

Uno de los aspectos más importantes que encuentran los clientes es la asesoría técnica. No se trata solo de vender motores o aparatos eléctricos según lo que el cliente pida, sino estudiar cómo es cada caso, analizar los problemas, ver las necesidades

frente a las alternativas disponibles en el mercado y hacer las recomendaciones sobre los productos más adecuados para cada cliente y para cada caso, subraya el ingeniero Luis Carlos Sánchez, con más de 35 años de experiencia en el sector de motores eléctricos y gerente de una empresa que acompaña este informe.

Lo mismo sucede cuando se va a comprar materiales eléctricos, porque allí hay personal capacitado, desde ingenieros hasta técnicos, que atienden a los clientes, bien sea en el mostrador o en el taller. Cuando se trata de programas en los cuales se requiere automatización y sistemas complejos, las empresas de artículos eléctricos hacen la visita técnica a la empresa del cliente, donde examinan el lugar, las necesidades y recomiendan los equipos o sistemas más apropiados, bien sea a clientes institucionales o individuales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad