Publicidad

Mundo
Lunes 26 de febrero de 2024 - 12:00 PM

La manifestación masiva que cubrió las calles de São Paulo en apoyo a Jair Bolsonaro

Miles de simpatizantes salieron vestidos con los colores de la bandera brasileña como respaldo a líder de derecha y expresidente Jair Bolsonaro expresando rechazo a las acusaciones en su contra

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Las calles de São Paulo se convirtieron en un mar de manifestantes el domingo, 25 de febrero, en respuesta a la convocatoria del expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Vestidos con los colores nacionales y ondeando la bandera brasileña, miles de simpatizantes se reunieron en la emblemática Avenida Paulista para respaldar al líder ultraderechista y expresar su rechazo a las acusaciones en su contra, así como para medir su fuerza política frente al opositor izquierdista Lula.

Bolsonaro, subido a un camión en medio de la multitud, negó enérgicamente las acusaciones de participar en un supuesto intento de golpe de Estado, calificándolas como una "persecución" y criticando lo que describió como "abusos de algunos". Ante una multitud fervorosa que lo aclamaba como "mito", el expresidente rechazó las acusaciones y se defendió, argumentando que ninguna acción concreta de golpe se había llevado a cabo en Brasil.

El líder ultraderechista también instó a la pacificación del país, solicitando a los legisladores que aprueben una amnistía para aquellos condenados por invadir las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema en un incidente ocurrido en enero de 2023. Aunque evitó dirigirse directamente contra el tribunal, Bolsonaro cargó contra lo que él llamó "abusos judiciales".

Acompañando a Bolsonaro en el evento estuvieron figuras destacadas como la ex primera dama, Michelle Bolsonaro, varios gobernadores, alcaldes y un grupo considerable de legisladores. Sin embargo, el discurso más incendiario llegó a través del influyente pastor evangélico Silas Malafaia, quien arremetió contra la Corte Suprema y alertó sobre una presunta "ingeniería del mal" para encarcelar a Bolsonaro.

A pesar del tono general de la manifestación, que Bolsonaro había pedido que fuera pacífica y sin ataques personales, algunos manifestantes expresaron abiertamente su descontento hacia Lula y cuestionaron la imparcialidad del Supremo. Sin embargo, en general, la mayoría acató el llamado del expresidente de evitar consignas agresivas.

Las manifestaciones, que según las autoridades aún no han dado cifras exactas de asistencia, destacaron la polarización política que persiste en Brasil, con Bolsonaro y sus partidarios defendiendo su visión del país mientras se enfrentan a una creciente oposición liderada por Lula y su partido, el Partido de los Trabajadores, que ha denunciado el acto como ilegítimo y un ataque a la democracia./EFE.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por K.M.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad