lunes 15 de febrero de 2010 - 10:00 AM

La OTAN admite haber matado por error a 12 civiles

En un comunicado, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión bajo mando de la OTAN, explicó que los proyectiles salieron de un sistema de lanzamisiles hacia un refugio desde el cual los talibanes estaban abriendo un fuego 'preciso y directo' contra las fuerzas aliadas.

Un militar afgano y otro extranjero resultaron heridos por los disparos que los integristas estaban efectuando en el distrito de Nad Alí, situado en la conflictiva provincia sureña de Helmand.

'La actual operación en el centro de Helmand está dirigida a restaurar la seguridad y la estabilidad en esta zona vital de Afganistán. Es lamentable que durante nuestro esfuerzo conjunto se hayan perdido vidas inocentes', dijo el jefe de la ISAF, el general estadounidense Stanley McChrystal.

'Expresamos nuestro más sentido pésame y nos aseguraremos de hacer todo lo que podamos para evitar futuros incidentes', continuó el general.


Pronunciamiento de la ONU

La ONU también instó ayer a las partes en conflicto, antes de que se conociera la muerte de los 12 civiles, a que la población no se vea afectada por los combates y a que se respete al personal humanitario desplegado para ayudar a los desplazados.

La Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) constató que 'un número creciente' de desplazados está llegando de la zona de la ofensiva (Marjah y Nad Alí) a Lashkar Gah, capital de Helmand, aunque dijo que es 'imposible' saber la cifra exacta.

Unas 900 familias que han abandonado sus hogares ya se han registrado ante las autoridades provinciales, pero el proceso de verificación que habitualmente efectúan las agencias humanitarias en casos similares aún no ha concluido.

La OCHA dijo haber hecho entrega de 750 paquetes con comida y otros artículos no alimentarios y estar en contacto con los militares aliados para dar una respuesta humanitaria al conflicto.


Ofensiva tendrá 'éxito'

La Casa Blanca considera que la ofensiva militar contra los talibanes en el sur de Afganistán tendrá 'éxito' y que esa operación refleja la 'nueva cohesión' entre el poder nacional e internacional en el país centroasiático.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, dijo que la 'operación Moshtarak' en la provincia sureña afgana de Helmand forma parte del 'sólido' plan que los Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional han impulsado en Afganistán.

'Lo que está pasando en el sur es (...) muy importante. Creo que vamos a tener éxito. Tenemos un plan muy sólido; el presidente (afgano, Hamid) Karzai lo ha apoyado, y deseamos ver los resultados'.

Jones explicó que a diferencia de lo que ha ocurrido en el pasado, en esta ocasión las fuerzas estadounidenses e internacionales no se retirarán después de haber tomado el control del área, sino que se mantendrán para crear oportunidades económicas y un entorno de seguridad estable con la ayuda del Gobierno afgano.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad