jueves 13 de enero de 2022 - 12:06 PM

La pobreza empuja a los afganos a vender hasta sus órganos vitales

La pobreza extrema obliga a algunas familias a dar órganos a cambio de dinero en Afganistán. Los precios oscilan entre los 2.000 y los 4.000 dólares.
Escuchar este artículo

Un creciente grupo de personas de bajos recursos han recurrido a vender sus órganos vitales como último recurso para enfrentar la profunda pobreza que sacude al país asiático, desde la retoma del poder de los talibanes en agosto pasado.

Tras la retirada de las tropas de Estados Unidos después de 20 años de presencia militar, y luego de la toma del poder por el grupo radical islamista Talibán, los activos del país fueron congelados por parte de la comunidad internacional. Esta situación ha afectado a muchas familias que se hallan al borde de la desesperación.

Le interesa: Todo para entender la crisis de Afganistán: Pasado, presente y futuro

Ahora hay más gente que recurre a la venta de sus órganos para alimentar a sus familias. Pero vender un riñón tiene sus efectos en la salud.

“La mayoría de las personas que venden sus riñones por problemas económicos se enfrentarán a largo plazo a problemas de salud por carecer de un riñón. La cultura de la donación de riñones no es normal en Afganistán. La mayoría de los donantes de riñón son voluntarios con problemas económicos que los venden a otras personas”, explica Ahmad Shekaib, especialista en medicina interna.

Desastre humanitario y de desarrollo

Entre tanto, la organización no gubernamental Save the Children ha afirmado que “el nivel de sufrimiento humano en Afganistán ha eclipsado al de cualquier otra crisis humanitaria en el mundo”, con cerca de 13 millones de niños, lo que supone dos de cada tres, en necesidad de ayuda humanitaria.

“Las cifras son casi imposibles de comprender: se espera que casi todo el país se hunda en la pobreza, y más de la mitad de la población se enfrente a niveles críticos de hambre”, ha alertado la directora interina de Save the Children en Afganistán, Fiona McSheehy, según un comunicado de la ONG.

Además: Afganistán se desmorona ante el imparable avance de los talibanes

Afganistán ahora enfrenta “un desastre humanitario y de desarrollo” como resultado de la inestabilidad política, las reservas extranjeras congeladas, un colapso en el sistema de finanzas públicas y el impacto de la pandemia del COVID-19.

Esta semana, La Organización de Naciones Unidas, ONU, hizo un llamado a la comunidad internacional para recaudar 5.000 millones de dólares para ayudar a Afganistán a evitar una catástrofe humanitaria.

$!La pobreza empuja a los afganos a vender hasta sus órganos vitales
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad