martes 23 de junio de 2009 - 10:00 AM

La Policía reprime manifestación en Irán

La policía de Irán lanzó gases lacrimógenos contra una marcha opositora que, en desafío de los pedidos del gobierno, salió a las calles de Teherán a protestar por los resultados de las elecciones en las que el presidente Mahmoud Ahmadinejad resultó reelegido.

Esto ocurre horas después de que el poderoso Consejo de Guardianes, órgano supervisor de las elecciones en Irán, reconociera que en los comicios se dieron irregularidades en 50 distritos electorales.

La Guardia Revolucionaria -la fuerza militar más poderosa del país- advirtió en su página de internet a la oposición que no realice más marchas.
El líder opositor Mir Hossein Mousavi recordó a sus seguidores que tienen derecho a protestar, y rápidamente se organizó una nueva manifestación a través de sitios de internet como Twitter.

Irregularidades

En la mañana del lunes el vocero del Consejo de Guardianes, Abbas Alí Kadkhodaei, reconoció que el número de votos depositados hace diez días en 50 ciudades sobrepasa el número de votantes registrados, aunque indicó que esto no alteraría el resultado global de las elecciones.

Según Kadkhodaei, incluso si las irregularidades afectaran a la totalidad de los votos de esas jurisdicciones, que suman un total de tres millones, la diferencia no sería suficiente para forzar una segunda vuelta.

En los comicios del 12 de junio, el actual presidente, Mahmmoud Ahmadinejad, resultó reelecto para un nuevo mandato de cuatro años, derrotando a otros cuatro contendientes.

La admisión del Consejo de Guardianes llegó tras una semana de grandes tensiones, especialmente en la capital Teherán, que han continuado este lunes en memoria de los fallecidos. La oposición se congregó en varias oportunidades en protesta por el presunto fraude, y las manifestaciones derivaron en episodios de violencia que este fin de semana se cobraron la vida de al menos 10 personas. Además, alrededor de 450 manifestantes fueron detenidos.

¿Quién cederá?

La capital despertó ayer sumida en una nueva ola de tensión.

Los choques entre manifestantes de la oposición y las fuerzas de seguridad se saldaron con 10 muertos.

Un corresponsal de la BBC que recorrió la ciudad el domingo afirmó que la crisis prosigue y que no parece haber signos de que ninguna de las partes esté dispuesta a ceder.

Mousavi recordó a sus simpatizantes que tienen derecho a denunciar el 'fraude', aunque preferiría que no pusieran sus vidas en peligro. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad