lunes 19 de octubre de 2020 - 8:55 AM

La tripulación de la EEI sella temporalmente fuga de aire de la estación

La Estación Espacial Internacional, EEI, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan 15 naciones, actualmente está integrada por 15 módulos permanentes y orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.
Escuchar este artículo

La tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) selló temporalmente el escape de aire detectado en agosto pasado, informó hoy la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Según la entidad, se trata de un sellado temporal, hecho con “medios provisionales disponibles a bordo”.

“En estos momentos el grupo principal operativo de control desarrolla junto a la tripulación de la expedición 63 un programa de acciones para sellar definitivamente el lugar del escape”, añadió Roscosmos.

El subdirector del centro de vuelos espaciales de la corporación rusa Energía, Pável Vinográdov, citado por la agencia rusa, afirmó que el equipamiento estadounidense en la estación no logró detectar la microfuga, por lo que los cosmonautas rusos acudieron a “remedios populares”.

Además: Dragon Endeavour completó exitosa misión y retornó a la tierra desde la EEI

“Soltaban pedacitos de papel, con la esperanza de que el flujo de aire los pegaría al orificio. No resultó. Los papeles se pegaban a los paneles debido a la corriente estática”, relató. Entonces los tripulantes de la EEI optaron por utilizar briznas de té.

“La hoja de té es orgánica y no le afecta la corriente estática. Abrieron una bolsita de té y soltaron una pizca de briznas en el compartimento donde suponían que estaba la fuga. En base al movimiento de las partículas casi microscópicas se pudo establecer la dirección del flujo de aire”, explicó.

Posteriormente sellaron con cinta adhesiva el lugar de la fuga.

“En días próximos revisarán por medio de equipos la zona sospechosa y entonces sellarán definitivamente el escape. Claro está que no con un pedacito de plastilina. Los cosmonautas cuentan con tecnologías especiales para hermetizar los orificios”, comentó.

https://rumble.com/embed/v84p6n/?pub=bedx

El pasado 14 de octubre, la cápsula Soyuz MS despegó desde el cosmódromo de Baikonur. A bordo viajaban tres astronautas, dos rusos y una estadounidense, cuyo asiento compró la Nasa cuando el país aún no disponía de medios propios para enviar a sus astronautas a la estación espacial internacional.

La misión, llamada Soyuz MS-17, partió mediante un cohete Soyuz 2.1a, que colocó a su carga en una órbita baja provisional.

A finales de septiembre, tras múltiples pruebas, la tripulación estableció que la fuga detectada en agosto pasado estaba en el módulo ruso Zvezda, donde se encuentra el equipamiento científico de los cosmonautas rusos.

Lea también: Tras 19 horas de vuelo, SpaceX llegó a la EEI

Aunque Roscosmos señaló que se trataba de un escape ligeramente mayor que lo establecido por las normas, pero no significaba peligro alguno para la tripulación ni para la EEI.

Actualmente, en la plataforma orbital se encuentran los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vagner, y el estadounidense Chris Cassidy, que llegaron la semana pasada a bordo de la Soyuz MS-16, y los cosmonautas rusos Serguéi Rízhikov y Serguéi Kud-Sverchkov, y la astronauta de la Nasa Kathleen Rubins, tripulantes de la Soyuz MS-17.

$!La tripulación de la EEI sella temporalmente fuga de aire de la estación
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad