viernes 09 de octubre de 2015 - 12:01 AM

La Unión Europea quiere intensificar el retorno de migrantes económicos

Para no colapsar el sistema de asilo en Europa, la UE quiere que los migrantes que buscan trabajo allí sean regresados a sus países.
Escuchar este artículo

Los ministros de Interior de la Unión Europea, UE, abogaron ayer en Luxemburgo por intensificar el regreso de los migrantes económicos a sus países de origen y terminar con “los abusos al sistema de asilo” comunitario.

Junto con el reparto en la UE de 160.000 refugiados, que los países miembros aceptaron tras fuertes distensiones, el refuerzo y la intensificación del sistema de retorno de los migrantes económicos hacia sus países de origen constituye la otra fase del plan para hacer frente a la llegada masiva de migrantes.

Desde principios de año unas 600.000 personas llegaron ilegalmente a la UE, la mayoría huyendo de conflictos como el de Siria. Según la Acnur más de 3.000 personas murieron en el intento de alcanzar las costas europeas cruzando el Mediterráneo.

“Podemos aceptar y apoyar a la gente que necesita una protección pero sólo si los que no la necesitan no vienen o se los reenvía (hacia sus países de origen) rápidamente”, dijo el ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière al llegar a una reunión con sus homólogos en Luxemburgo.

“Los retornos son siempre duros, es así”, pero “los que no necesitan protección deben dejar Europa”, insistió.

Presión, incentivos y retorno

Los ministros de Interior discutirán en Luxemburgo las propuestas para que los Estados miembros intensifiquen los retornos de los inmigrantes que buscan trabajo en la UE.

La propuesta contiene medidas para que los Estados miembros ofrezcan incentivos para las partidas voluntarias así como para las expulsiones forzadas.

También propone mejorar la cooperación con sus países de origen. Sobre estos, un borrador de conclusión al que tuvo acceso la AFP señala que la UE “debería utilizar un paquete equilibrado de incentivos y presiones para mejorar la cooperación con terceros países sobre readmisiones y retornos”.

Las cifras oficiales dan cuenta de que el 40% de las personas a los que se les deniega un permiso de estancia en la UE abandona efectivamente el territorio europeo.

El ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, estimó que el plan para el reparto de 160.000 refugiados destinado a ayudar a Italia y Grecia a hacer frente a la llegada de demandantes de asilo, sólo puede ser viable “si hay un verdadero control de las fronteras exteriores de la UE y una política de retorno”.

“Hotspots”

Los ministros también analizarán el avance en la creación de los centros de registro (“hotspots”) destinados a controlar la llegada de refugiados a Grecia y a Italia.

En estos centros se realizará la primera “selección” entre los solicitantes de asilo para definir si pueden solicitar la protección o si deben ser repatriados.

El canciller austríaco, Werner Faymann, expresó sus dudas de que estos centros estén operativos para finales de noviembre por la falta de movilización de los países europeos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad