Publicidad

Mundo
Sábado 22 de octubre de 2022 - 12:00 PM

Las armas en 3D, nueva amenaza para Europa

La agencia policial europea también ha alertado este viernes sobre la existencia de páginas web que enseñan a hacer armas biológicas.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Archivo EFE/VANGUARDIA
Archivo EFE/VANGUARDIA

Compartir

Archivo EFE/VANGUARDIA

Europol, agencia policial europea, ha advertido en un comunicado sobre la “amenaza actual y futura” que suponen las armas impresas en 3D, de las que se ha incautado un número cada vez mayor en todo el continente.

Europol, que invitó a más de 120 profesionales de las fuerzas del orden -expertos en balística, científicos forenses, responsables políticos y académicos- a una conferencia especial en La Haya esta semana, destacó que la cooperación internacional es “crucial para poder contrarrestar la amenaza”.

En 2019, dos personas fueron asesinadas a tiros en Halle (Alemania) por un atacante que utilizó un arma casera fabricada en parte con una impresora 3D, utilizando un plano descargado de internet, detalló Europol.

En abril de 2021, la policía española hizo una redada y desmanteló un taller ilegal de armas impresas en 3D en las Islas Canarias, y se incautaron dos impresoras 3D, piezas de armas, una réplica de un fusil de asalto, varios manuales sobre guerrilla urbana y literatura sobre la supremacía blanca.

Aumentan incautaciones

De Finlandia a Australia, pasando por España, las incautaciones aumentan y surge un preocupante modus operandi: planos disponibles libremente, un taller clandestino en casa y una impresora 3D capaz de fabricar fusiles o pistolas difíciles de rastrear. Toda una operación para armarse que se quiere revestir de legalidad.

El 22 de septiembre, Islandia conoció la detención de cuatro hombres sospechosos de querer atacar instituciones del Estado. Entre el arsenal incautado figuran tres armas semiautomáticas salidas de una impresora 3D.

Pocos días antes, la guardia civil en España descubrió la fábrica clandestina de un hombre de 51 años en Bermeo, a raíz de una transacción sospechosa de precursores de explosivos a través de una plataforma de comercio en línea.

En efecto, en Estados Unidos, donde la fabricación de armas para el uso personal es legal, se dio un caso en 2013 cuando Cody Wilson presentó un arma de plástico, salvo su percutor metálico.

Su nombre fue “Liberator”, en referencia a la pistola que Washington distribuyó a los resistentes en los países ocupados por Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Apoyándose en los avances tecnológicos, este criptoanarquista busca defender así la libertad incondicional de expresión y de tenencia de armas, protegida por la Constitución estadounidense.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Resumen Agencias

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad