domingo 30 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Las fuerzas indias matan a los últimos islamistas atrincherados

Las fuerzas de seguridad indias pusieron fin ayer en Bombay a más de dos días de ataques de islamistas que dejaron un aumento de la tensión con Pakistán, molesto con India por haber apuntado su dedo acusador contra él.

Los comandos indios mataron ayer a los tres últimos islamistas que quedaban atrincherados en el lujoso hotel Taj Mahal, afirmó la Policía, al anunciar el final del asalto.

'Todos los terroristas resultaron muertos', declaró Hassan Gafoor, jefe de la Policía de Bombay, casi 60 horas después de que se iniciaran los ataques en varios puntos de Bombay.

Fuentes de los servicios de inteligencia indios declararon ayer a la AFP que ocho de los hombres armados se habían infiltrado en la ciudad hace un mes para llevar a cabo 'misiones de reconocimiento como preludio a los ataques' haciéndose pasar por estudiantes.

En el terreno diplomático persistía una fuerte tensión entre India y su vecino y rival paquistaní, al que Nueva Delhi acusó abiertamente de estar implicado de alguna manera en estos ataques bien orquestados, sin por ello descartar la pista de Al Qaida.

Pakistán negó estar implicado en estos ataques, reivindicados por un misterioso grupo islamista, los Muyaidines del Decán, por el nombre de la meseta que ocupa el sur y el centro de India.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad