martes 12 de octubre de 2021 - 3:25 PM

Lo que debe saber sobre los efectos de la segunda dosis de la vacuna de Moderna

Diferentes médicos expertos le explicaron a Vanguardia que la sintomatología que se pueda presentar luego de la inmunización es normal, de corta duración e incluso el dolor desaparece sin necesidad de tomar medicamentos.
Escuchar este artículo

Si bien en la actualidad no hay evidencia sobre la comparación de los efectos secundarios de cada vacuna aprobada contra el COVID-19, los ciudadanos han dado a conocer que al completar su esquema con Moderna han presentado malestares generales horas después de recibir la vacuna.

En Colombia, esta vacuna se dispuso principalmente para la población menor a 30 años y se aplica en dos dosis entre 28 y 84 días. El pasado miércoles 6 de octubre se retomó la aplicación de segundas dosis para mayores de 18 años que tenían pendiente su vacuna en Santander.

Vanguardia habló con diferentes médicos expertos que coincidieron en que la sintomatología que se pueda presentar luego de la inmunización es normal y su duración es de aproximadamente dos días. Incluso, el dolor desaparece sin necesidad de usar medicamentos.

Pero, ¿por qué con la primera dosis no se presentaron los mismos efectos secundarios que con la segunda dosis? porque hay una mayor respuesta inmune, por el efecto de la primera dosis que genera la inmunidad inicial. Así lo explica el médico epidemiólogo y docente de la Universidad del Rosario, Carlos Trillos.

Es decir, como el cuerpo ya estuvo en contacto con el virus, cuando recibe la segunda aplicación cree que está ingresando el virus, por lo que reacciona.

Álvaro Javier Idrovo, doctor en Epidemiología y docente del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander, complementa que la vacuna genera algo similar a la enfermedad para que el organismo aprenda de ella y en el momento en que se contagie de verdad, pueda reaccionar de forma adecuada. Él lo llama como un “entrenamiento”.

Trillos también indica que los eventos adversos están relacionados con la respuesta del sistema inmune a la vacuna, que puede ser más intensa en unas personas, especialmente en los jóvenes.

“Esto podría explicar lo que ha se observado en las personas vacunadas con Moderna, que constituyen un gran grupo de personas jóvenes, lo que no quiere decir que esta vacuna tenga mayores efectos secundarios que otras”, agregó Trillos.

Lea también: Muerte de gestantes por COVID-19 aumentó un 314% en lo corrido del 2021

¿Por qué a unos les afecta más que a otros?

Idrovo indica que se trataría del propio sistema inmunológico de las personas. Cada cuerpo reacciona diferente por contar con condiciones distintas que pueden depender de hábitos alimenticios, actividad física, antecedentes médicos, alguna enfermedad de base y demás.

Sin embargo, “no sabemos con certeza si es la vacuna o el cuerpo. Es difícil definir de forma anticipada la respuesta que tendrá la persona”, dijo el médico.

Los síntomas más comunes

Según la Organización Mundial de la Salud, los efectos que deja la aplicación de la vacuna, principalmente la segunda dosis, son dolor en la zona de la inyección, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, fatiga, inflamación de los ganglios axilares o dolor muscular.

Los menos frecuentes

Trillos cuenta que se ha informado una asociación probable con miocarditis, inflamación del músculo cardíaco, y pericarditis, en 12.6 personas por millón, especialmente adultos jóvenes, “lo cual es extremadamente raro, con rápida recuperación sin tratamiento”, dijo.

En Europa y Norteamérica se están realizando estudios específicos para determinar la relación entre la miocarditis y la vacuna Moderna. Por ahora no hay evidencias contundentes.

“Pero estos eventos atípicos son extremadamente raros. Es como el riesgo de ser víctima de un accidente durante un vuelo. Se puede dar pero es remotamente difícil que ocurra, y es mayor el beneficio de viajar rápidamente de un lado a otro, el cual se asume”, explicó.

Por otro lado, recientemente se han reportado reacciones cutáneas en el lugar de la aplicación de la vacuna, las cuales son tardías y aparecen entre 2 y 12 días aproximadamente. Médicos y expertos las han descrito como manchas rosáceas que presentan hinchazón, dolor, fiebre local e incluso picazón, como una urticaria, las cuales serían acumulación del fluido en el tejido.

Dichas placas pueden durar alrededor de cinco días y no son graves. Los médicos advierten que es una respuesta inofensiva del sistema inmunológico. Esther Freeman, médica y directora de dermatología de salud global en el Hospital General de Massachusetts, explicó que se trata de una “hipersensibilidad cutánea retardada”. Además, este efecto se ha presentado con vacunas contra el tétano, rubéola y sarampión.

Le contamos: OMS: Pastillas de Merck “pueden ser nueva arma contra la COVID-19”

¿Qué hacer para tratar estos síntomas?

Trillos recomienda no realizar actividad física después de ser aplicada la vacuna y evitar ejercitar el brazo hasta que desaparezca el dolor.

Para el dolor del brazo, los trabajadores de la salud coinciden en aplicar paños fríos sobre la zona de la inyección, beber mucho líquido y vestir prendas ligeras. Además, reposar en caso de presentar malestar.

Consulte a su médico si es necesario tomar medicamentos sin prescripción médica como ibuprofeno, acetaminofén, aspirina o antihistamínicos (alergias), para los dolores o molestias que se presenten tras la inmunización.

Sin embargo, Trillos afirma que la sintomatología que se da desaparece en poco tiempo sin necesidad de usar medicamentos.

Si los síntomas persisten por varios días y ningún medicamento logra controlarlos, lo ideal es que asista a urgencias o sea examinado por un médico para que el caso particular sea tratado.

El epidemiólogo Idrovo hace hincapié en que la vacunación contra el COVID-19 es segura. Es más grande el beneficio de no fallecer o presentar un agravamiento de la enfermedad si se vacuna, pues los efectos adversos son mínimos y tratables. Además, dice que se protege al resto de la sociedad.

Agrega que este tipo de secuelas se han presentado en todas las vacunas como la de la Hepatitis B, la Varicela, la DPT (triple bacteriana contra la difteria, tos ferina y tétanos), entre otras.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad