miércoles 24 de marzo de 2021 - 12:04 PM

Los momentos de terror que se vivieron durante el tiroteo en Colorado

El tiroteo masivo en un supermercado en Boulder, Colorado, tuvo lugar menos de una semana después de que ocho personas murieran en una serie de ataques a spas en Atlanta y se suma a la lista de tiroteos indiscriminados con armas de fuego registradas en EE.UU. en las últimas décadas.
Escuchar este artículo

El Departamento de Policía de Boulder identificó ayer por la mañana a las 10 personas que perdieron la vida en el tiroteo dentro del supermercado King Soopers, incluido un oficial de policía de Boulder que fue primero en llegar al supermercado en el estado de Colorado, Estados Unidos.

Talley, de 51 años y padre de siete hijos, fue de los primeros en llegar al supermercado y murió durante el tiroteo. El resto de los fallecidos fueron Denny Strong, de 20 años; Neven Stanisic, de 23; Rikki Olds, de 25; Tralona Bartkowiak, de 49; Suzanne Fountain, de 59; Teri Leiker, de 51; Kevin Mahoney, de 61; Lynn Murray, de 62; y Jody Waters, de 65.

Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, se paró junto a un anciano al que había disparado en el estacionamiento del supermercado King Soopers y disparó más balas contra la víctima mientras el personal del lugar observaba con horror.

Además: Informe especial: Las armas de fuego en Estados Unidos, mercado... de lágrimas

Los empleados y algunos compradores del supermercado huyeron por las escaleras de la tienda para esconderse en la trastienda mientras el sospechoso deambulaba por el supermercado, según una declaración jurada para una orden de arresto.

Se escuchó una serie de disparos y gritos, pero luego silencio, solo roto por la música de la tienda y el timbre de los teléfonos.

Sonaba como si el atacante estuviera justo afuera de su puerta cuando lo escuchó decirle a las autoridades: “Me rindo. Estoy desnudo”. El sospechoso estaba sin ropa y sangrando por una herida de bala en la pierna.

Según las autoridades de Colorado, Alissa tenía un rifle de asalto AR-15 y una pistola semiautomática que compró la semana pasada, aunque no está claro si usó ambas en el ataque, informó el diario The New York Times.

$!Los momentos de terror que se vivieron durante el tiroteo en Colorado

Alissa residía en la cercana ciudad de Arvada, un suburbio de Denver, y que llevaba varios años viviendo en Estados Unidos.

Aunque las autoridades no especificaron su nacionalidad, documentos judiciales revisados por el New York Times muestran que nació en Siria en 1999, y que tuvo dos encontronazos con la Policía de Arvada en 2018, por un asalto en tercer grado y una falta criminal.

También lea: Estados Unidos enfrenta el fenómeno del letal culto a las armas

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ya sabía quién era Alissa porque tenía lazos con otra persona a la que esa agencia estaba investigando, de acuerdo con el rotativo neoyorquino.

Las autoridades subrayaron que todavía desconocen los motivos del ataque y que Alissa, herido en la pierna durante el suceso e ingresado en un hospital, aunque ayer mismo prevían trasladarlo a una cárcel del condado donde está Boulder.

Alissa enfrenta 10 cargos de asesinato en primer grado por el tiroteo, cuyas víctimas fueron clientes o trabajadores del supermercado además de Eric Talley, un agente de Policía de Boulder.

Por su parte, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, urgió ayer al Congreso estadounidense a hacer algo ante la violencia armada en el país, al reconocer que la capacidad de la Casa Blanca para contenerla es limitada y que no habrá una solución “duradera” si no se aprueban leyes al respecto.

En una entrevista con la cadena televisiva CBS News, Harris expresó su frustración por la falta de acción en la última década para prevenir los tiroteos masivos que ocurren regularmente en Estados Unidos, y que en solo una semana han dejado 18 muertos en Atlanta (Georgia) y Boulder (Colorado).

Le puede interesar: Este es el autor del tiroteo en Colorado, el séptimo en una semana en EE.UU.

“No hay ninguna razón por la que tenemos que tener armas de asalto en las calles de una sociedad civilizada. Son armas de guerra (....). Estas masacres deben parar”, dijo Harris.

Tras el tiroteo que el pasado lunes dejó 10 muertos en un supermercado de Boulder y los que mataron a ocho personas la semana pasada en Atlanta, la Casa Blanca ha reactivado el debate sobre el control de armas, uno de los más estériles de la política estadounidense.

El de Boulder ha sido el mayor tiroteo masivo en Estados Unidos desde agosto de 2019, cuando un joven supremacista blanco mató a 23 personas, la mayoría hispanos, en un supermercado de Walmart en El Paso (Texas).

$!Los momentos de terror que se vivieron durante el tiroteo en Colorado
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad