martes 24 de marzo de 2020 - 12:00 AM

‘Maldita primavera’

Y la tan esperada primavera llegó sin pena ni gloria. O mejor, digamos que llegó con más pena que gloria. No solo por la pandemia en sí, sino por todos los daños colaterales que el Coronavirus está dejando a su paso
Escuchar este artículo

Y la tan esperada primavera llegó sin pena ni gloria. O mejor, digamos que llegó con más pena que gloria. No solo por la pandemia en sí, sino por todos los daños colaterales que el Coronavirus está dejando a su paso. Por citar solo un ejemplo, los cerca de 200 mil empleados que trabajan en las 27 mil empresas que se dedican al cultivo de flores y de plantas ornamentales están afrontando, tal vez, la peor de las crisis. Millones de flores y plantas ya florecidas morirán dentro de los viveros ya que fueron prohibidas ceremonias como bautizos, matrimonios, fiesta de grado y funerales, además de las dificultades para su exportación.

Y pensar que el 70% de la facturación se logra en este periodo en el que la gente de dedica a adornar balcones y alféizares de ventanas con geranios, giacintos, hortensias, begonias y a plantar hierbas aromáticas.

Lea también: Visas a EE.UU. quedaron suspendidas

En Palermo, donde se producen algunas de las más bellas de Europa, una de estas empresas decidió regalar todas la flores que ya habían sido cortadas y estaban listas para ser distribuidas en las floristerías. Las pusieron a la entrada de varios negocios de la ciudad para que la gente se las llevara como símbolo de esperanza. Fueron 3 meses de trabajo, cuidando plantas en el vivero para que después corrieran el riesgo de morir en las celdas frigoríferas.

Mediante el decreto Cura Italia, el Gobierno prohibió licenciar empleados debido a la falta de trabajo por la emergencia. Hay mucha gente en telelavoro desde casa pero, en gran parte de los casos, el trabajo ha disminuido mucho, ya sea en oficinas o en las fábricas: la gente no sale y no compra, las fábricas entonces se quedan con depósito de mercancía pero con gastos a los cuales hacerles frente, entre ellos, los sueldos y los aportes parafiscales de los empleados.

Entonces se debe recurrir a la Cassa Integrazione (Caja de Integración), una figura jurídica que le garantiza al trabajador una parte de su sueldo (más o menos el 80%), en el que las prestaciones sociales son solo figurativas, es decir, se suman meses para la pensión mas no dinero.

Por ahora su duración será de máximo 9 semanas.

Ximena Niño
Especial/ VANGUARDIA
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad