sábado 16 de mayo de 2009 - 8:24 PM

México y Afganistán son víctimas de la guerra antidrogas de EEUU

La estrategia antidrogas de Estados Unidos es un fracaso que impacta negativamente en Afganistán -donde los talibanes han recuperado terreno- y en México, con el auge de la violencia, afirmaron el viernes miembros del centro de investigación liberal Instituto Cato.


"La guerra contra las drogas está creando un agudo problema estratégico para Estados Unidos en dos áreas principales: México y Afganistán", señaló Ted Carpenter, durante un acto en el Congreso estadounidense en Washington.

En Afganistán, país que suple el 90% de la heroína del mundo y un tercio de su economía se basa en el negocio de la droga, la lucha contra el narcotráfico "pone en peligro nuestra misión que es la de desbaratar y acabar con los talibanes y Al Qaida", dijo Carpenter.

Cuando los militares estadounidenses erradican plantaciones de amapola -con la que se fabrica el opio y la heroína-, se ganan la enemistad de la población afgana, un tercio de la cual estaría relacionada directa o indirectamente con el negocio de la droga, creando el ambiente para el resurgimiento talibán, afirmó.

Por su parte, en México la lucha frontal del gobierno del presidente Felipe Calderón contra los carteles de la droga provocó el aumento de la violencia, que desde inicios de 2008 ha dejado más de 7.300 muertos en ese país, dijo Carpenter.

Como está planteada la lucha antidrogas en México, "no puede ganarse", afirmó por su parte Ian Vásquez, otro miembro de Cato.

Carpenter y Vásquez defendieron la estrategia de eliminar la prohibición de las drogas como la única manera de asestarle un gran golpe a los narcotraficantes.

Si se legalizan las drogas, quizá "los carteles mexicanos no serán eliminados (pero) se debilitarán", ya que dejarán de percibir las ganancias astronómicas que provienen del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, principal mercado mundial de los estupefacientes.
 
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad