sábado 24 de enero de 2009 - 10:30 PM

Mil trescientos inmigrantes se escapan del centro de acogida de Lampedusa

Tras varias horas manifestándose por el centro de Lampedusa, los 1.300 inmigrantes irregulares que están alojados en el Centro de Primera Acogida de la isla italiana regresaron al lugar, sin que se produjeran incidentes, aunque en medio de fuertes medidas de seguridad.

Los inmigrantes escaparon del centro de acogida aprovechando un descuido de las fuerzas del orden que lo controlan y tras forzar la valla que lo rodea y marcharon en manifestación hacia el centro de la isla, pidiendo "libertad" y "ayuda" y exigiendo ser trasladados a la península italiana para reunirse con sus familiares o marchar de Italia.

Los irregulares se manifestaron ante el ayuntamiento de la isla, la más meridional de Italia, distante un centenar de kilómetros de las costas africanas y considerada una de las "puertas" de Europa por los inmigrantes que buscan un futuro mejor en el viejo continente.

La policía, según los medios locales, no intervino y se limitó a controlar a distancia a los inmigrantes, que se lamentaron del excesivo tiempo que llevan en el centro de acogida y las difíciles condiciones en las que se ven obligados a vivir en el lugar, que tiene capacidad para 800 personas y ahora alberga a 1.300.

Los irregulares exigieron ser trasladados al centro de acogida de Brínsidi, en el sur de Italia, para desde allí trasladarse a Francia, Alemania o al norte de Italia, donde viven familiares.

El presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, que se encontraba en la isla de Cerdeña, aseguró que la situación en Lampedusa estuvo en todo momento bajo control, a la vez que fuentes del ministerio de Interior precisaron que no se trató de una "fuga de clandestinos", ya que ese centro de acogida admite que las personas que en él se alojan puedan salir y entrar libremente.

De ahí, precisaron, que la policía se limitara a controlar la situación, sin intervenir.

La "huida" de los inmigrantes se ha producido un día después de que unos cuatro mil habitantes, de los seis mil con que cuenta la isla, se manifestaran ayer contra el Gobierno tras el anuncio del ministro de Interior, Roberto Maroni, de la apertura de un nuevo de centro de identificación de inmigrantes en Lampedusa.

Los vecinos, con el alcalde a la cabeza, se oponen a esa apertura, denunciando que Lampedusa es una isla que vive del turismo y el Gobierno pretende convertirla en una "cárcel al aire libre, en una nueva Alcatraz", según gritaron durante la marcha.

Hoy, varios centenares de vecinos de Lampedusa están depositando escritos contra la apertura del nuevo centro, que el gobierno pretende construir en una vieja base militar abandonada.

El anuncio de la apertura de ese centro coincidió con las denuncias del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) sobre la lamentable situación en la que se encuentran los inmigrantes irregulares que llegan a la isla.

El actual centro de acogida tiene capacidad para 800 personas y aloja a algo más de 1.300 inmigrantes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad