viernes 26 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Militares golpistas consolidaron su poder en Guinea

La junta militar que se hizo con el poder en Guinea tras la muerte del presidente Lansana Conté afianzó ayer su autoridad al lograr que el primer ministro derrocado y su gobierno se sometieran a ella.

El golpe de Estado del pasado martes fue condenado por Estados Unidos, la Unión Europea y otros, pero en el plano interno dos importantes fuerzas de la oposición se limitaron a 'tomar nota' del hecho, sin deplorarlo.

En cuanto al primer ministro, Ahmed Tidian Suaré, y a su gobierno, tras haberse previamente presentado en el cuartel Alfa Yaya Diallo, tal y como les ordenaron, todos fueron recibidos a primeras horas de la tarde por el presidente autoproclamado, Mussa Dadis Camara.

'Ayer, eran ustedes (los que estaban en el poder), hoy somos nosotros. Les hemos ayudado, ustedes nos deben ayudar', declaró Camara a los 30 miembros del gabinete ante la prensa.

Suaré y sus ministros escucharon esa declaración en silencio, levantándose cuando Camara apareció y sentándose cuando el nuevo hombre fuerte de Conakry les dijo que lo hicieran.

Mientras tanto, la calma parecía reinar en la capital, Conakry.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad