jueves 08 de agosto de 2013 - 8:57 AM

Muere grafitero colombiano a manos de policías en Miami

Un joven de 18 años murió este martes luego de ser arrestado por la Policía de Miami Beach, cuyos oficiales lo habían perseguido al verlo pintando graffiti en un muro de la ciudad, según reportó inicialmente CBS4.
Escuchar este artículo

El joven, Israel Hernández, era un artista talentoso con grandes ideas y un futuro brillante, según varios conocidos.

Hernández murió luego de que la Policía utilizó un Taser contra él, en la calle 71 y la avenida Harding. El joven se había encontrado “cara a cara” con los agentes pero rehusó cumplir con sus órdenes de detenerse, según una declaración del jefe de la Policía de Miami Beach, Raymond A. Martínez.

La declaración no agrega más detalle sobre la muerte y dice que el caso sigue bajo investigación. El reporte policial del incidente tampoco aclara la manera en la que murió Hernández, pues fue escrito por un oficial que no presenció directamente el momento de su arresto.

El oficial que preparó el reporte participó en el evento pero solo parcialmente: ayudó a perseguir a Hernández pero posteriormente lo perdió de vista. Luego de que otros oficiales lo arrestaron, lo vio “sentado en el suelo y contra una pared”, y escuchó que otros oficiales pedían ayuda médica.

Un amigo de Hernández que estaba con él cuando ocurrió el incidente alrededor de las 5:00 de la mañana, dijo que vio a unos cinco policías persiguiendo a Hernández y empujándolo contra un muro. Luego vio a su amigo en el piso, rodeado por los agentes.

“El es un tipo muy flaco”, dijo Félix Hernández, quien no tiene parentesco con Israel. “Muy pequeño”.

Otro amigo que estuvo presente durante el arresto, Thiago Souza, de 19 años, oyó que los policías se reían y expresaban su orgullo por haberlo atrapado, dándose palmadas y diciendo cosas como: “Sí, sí, lo tumbamos”. “El estaba en el suelo, y los policías echando chistes”, afirmó Souza.

Luego de unos 20 minutos Souza vio que estaban llegando varias ambulancias. Dijo haber pensado, “No, no, espero que no le haya pasado nada malo”.

Hernández fue transportado por ambulancia al hospital Mount Sinai, donde falleció a las 6:15 a.m., según el reporte de la Policía.

Tanto Félix Hernández como Thiago Souza permanecieron cerca de 12 horas detenidos en la estación de Policía de Miami Beach. Souza dijo que inicialmente le confiscaron su teléfono celular pero que posteriormente se lo devolvieron.

Hernández era un joven artista que tenía gran habilidad para montar en patineta, según su amigo Rafael Lynch, de 19 años. Era colombiano, de la Costa Atlántica, y había llegado a Estados Unidos hacía seis años. Se graduó de Miami Beach Senior High School este año y vivía en Bay Harbor Islands.

“Era un artista”, dijo Lynch. “Yo no lo considero un artista de graffiti, aunque sí le gustaba pintar en la calle. Pero tenía su propio arte por toda su casa, esculturas, pinturas”.

Lynch y Hernández montaban en patineta juntos casi todos los días, y acababan de lanzar un proyecto que consistía en modificar patinetas para que tuvieran formas y diseños inusuales. “Pero ahora soy yo solo”, dijo Lynch.

Heather Bozzone, fotógrafa y agente de modelos con base en Nueva York que empleaba a Hernández como director artístico para sus trabajos en Miami, dijo que se trataba de un joven “brillante” que causaba una profunda impresión en todos los que lo conocían.

Bozzone conoció a Hernandez por medio de Lynch, quien es un modelo para su agencia. Mientras Bozzone estaba en Miami en marzo, Lynch invitó a Hernández a que lo acompañara durante una sesión de fotos.

“Yo lo instalé como mi director artístico mientras estaba en Miami porque me pareció un visionario”, dijo Bozzone. “Era muy humilde, muy simple y sincero,” agregó. “Y muy filosófico. Tenía una comprensión del mundo más profunda que la de cualquier hombre que yo he conocido, especialmente cualquier hombre de 18 años”.

Hernández había exhibido su arte en galerías y en Art Basel, el festival anual de arte en Miami, y había pintado murales reconocidos como legales en el barrio de Wynwood.

En cuanto a su graffiti ilícito, Bozzono dijo que “le advertí varias veces que uno de estos días lo iban a agarrar. Pero nadie pensó que le iría a costar la vida. Especialmente por algo tan pequeño”.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/08/08/1539335/joven-colombiano-muere-en-manos.html#storylink=cpy

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad