martes 03 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Netanyahu podría formar un nuevo gobierno israelí

Con esta votación se trataba de poner fin a la peor crisis política en Israel, pues el gobierno no había podido lograr una mayoría para conformar gobierno.
Escuchar este artículo

Una explosión de alegría en la sede electoral del derechista Likud acompañó la significativa victoria de Benjamín Netanyahu que han dado los resultados a pie de urna. En la sede de la coalición centrista Azul y Blanco, silencio.

Netanyahu “consiguió un gran apoyo de la gente de Israel y pronto crearemos un nuevo gobierno para continuar liderando el país como lo hizo los últimos diez años”, declaró el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Israel Katz.

Cientos de simpatizantes llegaron al recinto, en la ciudad costera de Tel Aviv, con banderas del partido y de Israel e incluso máscaras con la foto del primer ministro que, de confirmarse tras el recuento final, ha salido fortalecido pese a estar acusado de corrupción y enfrentarse un juicio en dos semanas.

Aunque el bloque formado por el Likud y sus socios de ultraderecha y ultraortodoxos no superaría por el momento los 61 escaños mínimos de los 120 para formar un gobierno de coalición, Katz aseguró que Netanyahu iniciará este cometido “pronto”.

Los 32-33 diputados que dan los sondeos a pie de urna a la coalición centrista Azul y Blanco dejan al proyecto liderado por Beny Gantz para desbancar a Netanyahu con hasta cinco diputados por debajo. Las encuestas antes de los comicios mostraban casi un empate técnico entre las dos listas.

Gantz, principal rival del apodado Bibi (Netanyahu), mantendría sus 33 escaños de septiembre, pero queda muy lejos de poder formar un gobierno con los partidos de izquierda (Labor-Guesher-Meretz, unos) y el apoyo externo de la Lista Unida (14), que engloba a la población árabe.

Aunque no haya perdido muchos votantes, la situación resultante es un claro retroceso para Gantz, que analistas atribuyen a la floja campaña que ha hecho, en la que ha tenido que enfrentar ataques bajo la cintura del entorno del Likud.

La Lista Unida, alianza que representa al sector árabe de la población, logra según las encuestas a pie de urna subir entre uno y dos escaños, manteniendo el puesto de tercera fuerza política con entre 14 y 15. Una muestra más de que la unidad de los partidos árabes les beneficia en el voto.

Sin embargo, estos resultados provisionales no garantizan el Ejecutivo a Netanyahu. El mayor obstáculo que tendrá que enfrentar será lograr superar el umbral de los 60, para poder ser elegido. Pero hay otra cuestión previa que puede impedirle siquiera llegar a ese punto.

Lea también: Israel: cuando los líderes son minoría

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad