Publicidad

Mundo
Viernes 01 de septiembre de 2023 - 12:00 PM

Nuevo artefacto explosivo detonó en un puente de Ecuador

La autoridad policial explicó que se trataba de dos tanques de los cuales solo uno detonó. Cuatro personas sospechosas fueron detenidas.

Compartir
Imprimir
Comentarios
La ola de violencia ha sido adjudicada por las autoridades a disputas de poder y liderazgo. (Foto: EFE/Vanguardia)
La ola de violencia ha sido adjudicada por las autoridades a disputas de poder y liderazgo. (Foto: EFE/Vanguardia)

Compartir

La ola de violencia ha sido adjudicada por las autoridades a disputas de poder y liderazgo. (Foto: EFE/Vanguardia)

Una nueva explosión causada por un dispositivo explosivo se sumó el viernes a la serie de atentados con coches bomba que han tenido lugar en Ecuador en menos de 30 horas. Las autoridades han calificado estos incidentes como un intento de intimidar al Estado para detener las acciones destinadas a desarmar las cárceles y aislar a los reclusos peligrosos.

El estallido ocurrió el jueves por la noche bajo un puente que conecta las ciudades de Archidona y Tena, en la provincia de Napo, en la región amazónica. Según informó el comandante de la policía local, Fausto Martínez, se trató de un tanque de gas de uso doméstico al que se le adhirieron tacos de dinamita. Martínez explicó que de los dos tanques involucrados, solo uno detonó. Además, las autoridades detuvieron a cuatro sospechosos en un operativo que se llevó a cabo poco después del incidente. Afortunadamente, no se registraron heridos ni daños materiales significativos.

Le puede interesar: “A mí de un socialista no me sorprende nada”: Javier Milei le responde a Petro tras comparación con Hitler

Durante la captura de tres adultos y un menor que se desplazaban en un taxi, las autoridades descubrieron 50 tacos de dinamita que ya estaban conectados en un dispositivo explosivo con mecha lenta y cápsulas detonantes. Estos explosivos fueron desactivados mediante dos explosiones controladas realizadas por agentes especializados.

Martínez dijo que se desconoce la pertenencia de los detenidos a algún grupo criminal y el motivo del ataque.

Este nuevo hecho se suma a dos explosiones de coches bomba en Quito y otros dos en la provincia costera de El Oro, entre la noche del miércoles y madrugada del jueves, así como a la detonación de otro artefacto explosivo que afectó un vehículo en Cuenca.

En tanto, el Servicio de Atención a Personas Adultas Privadas de Libertad, informó a AP que se está “constatando la información” sobre la situación de 57 guardias penitenciarios y policías que fueron retenidos en seis cárceles del país. La institución indicó que de acuerdo con información preliminar “este suceso sería una respuesta de grupos criminales ante las intervenciones de la fuerza pública en los centros carcelarios”.

El ministro de Gobierno, Henry Cucalón, dijo la víspera que el Estado irá “hasta las últimas consecuencias” en su lucha contra el crimen organizado, cuyas bandas han reaccionado a las incursiones de la fuerza pública en las cárceles para despojarlas de armas, explosivos, municiones y otros objetos prohibidos.

En tanto, el secretario de Seguridad, Wagner Bravo, ratificó en una radio local el jueves que las explosiones y la retención de 57 servidores policiales y penitenciarios “quieren amedrentar al Estado para evitar que sigamos cumpliendo con la función que tienen las Fuerzas Armadas y la policía en controlar estos centros penitenciarios”.

En las cárceles de Ecuador ejercen su dominio bandas de delincuencia organizada que han convertido a las prisiones en el centro de operaciones desde donde se ordenan asesinatos, robos, secuestros y extorsiones. También han sido escenarios de cruentos enfrentamientos entre reos que desde 2021 hasta la actualidad han dejado más de 400 presos asesinados.

La ola de violencia ha sido adjudicada por las autoridades a disputas de poder y liderazgo, así como al afán de control de territorio y rutas del narcotráfico.

Un detonante para la creciente violencia fue el asesinato en 2020 de Jorge Zambrano, en ese entonces líder máximo de la peligrosa banda local Los Choneros que tiene nexos con cárteles de México y cuyo vacío generó una encarnizada batalla entre otras agrupaciones delictivas por captar su liderazgo y el control del negocio ilícito.

En tanto, el secretario de Seguridad, Wagner Bravo, ratificó en una radio local el jueves que las explosiones y la retención de 57 servidores policiales y penitenciarios “quieren amedrentar al Estado para evitar que sigamos cumpliendo con la función que tienen las Fuerzas Armadas y la policía en controlar estos centros penitenciarios”.

En las cárceles de Ecuador ejercen su dominio bandas de delincuencia organizada que han convertido a las prisiones en el centro de operaciones desde donde se ordenan asesinatos, robos, secuestros y extorsiones. También han sido escenarios de cruentos enfrentamientos entre reos que desde 2021 hasta la actualidad han dejado más de 400 presos asesinados.

La ola de violencia ha sido adjudicada por las autoridades a disputas de poder y liderazgo, así como al afán de control de territorio y rutas del narcotráfico.

Un detonante para la creciente violencia fue el asesinato en 2020 de Jorge Zambrano, en ese entonces líder máximo de la peligrosa banda local Los Choneros que tiene nexos con cárteles de México y cuyo vacío generó una encarnizada batalla entre otras agrupaciones delictivas por captar su liderazgo y el control del negocio ilícito.


Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por El Universal

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad