miércoles 17 de junio de 2020 - 12:00 AM

Nuevos crímenes de honor conmocionan a la sociedad iraní

Este tipo de asesinatos, que muchas veces quedan silenciados, están fomentados por el sentimiento de propiedad del padre, los hermanos varones o el marido sobre la mujer, cuya dependencia de ellos está asimismo estipulada por la ley iraní.
Escuchar este artículo

El asesinato de dos jóvenes, una de ellas a manos de su padre y otra de su marido, conmocionó este miércoles de nuevo a la sociedad iraní, todavía impactada por un crimen de honor muy mediático ocurrido hace menos de un mes.

El último de estos crímenes que ha saltado en esta jornada a la luz ha sido el de Reyhane Amerí, de 22 años, quien fue asesinada por su padre tras una discusión por desacuerdos sobre su conducta en la noche del lunes al martes en la provincia sureña de Kerman.

El subjefe de Asuntos Sociales de la Policía de Kerman, Kurosh Ahmad Yusefí, confirmó hoy que el fallecimiento de la joven se produjo a raíz de “una disputa familiar” y que el padre está detenido.

Yusefí señaló que Amerí murió “como resultado del golpe de una barra de hierro en su cabeza”, que había sido arrojada por su padre, según la agencia semioficial ISNA.

Sin embargo, las informaciones difundidas en redes sociales como Twitter, donde las condenadas a estos crímenes han sido tendencia hoy en Irán, apuntan a que el progenitor empleó un hacha y que la joven murió desangrada.

Según el periódico digital Hamshahri, la hermana y la madre de la víctima llamaron a la Policía a la mañana siguiente al descubrir que Amirí no estaba en casa y que en su habitación había sangre.

Lea además: Mujeres en La Mayor

La Policía ubicó la señal del móvil de la chica en el desierto Ejtyar Abad y posteriormente descubrió restos de sangre en el vehículo del padre, que no confesó el crimen hasta esa noche.

El otro caso que se ha vuelto viral hoy es el de Fatemeh Barihi, de 19 años, quien fue decapitada por su esposo el pasado 13 de junio en la ciudad suroccidental de Abadan.

Esta joven fue obligada a casarse con su primo, quien la mató supuestamente por haberle sido infiel con un cuchillo, que presentó ensangrentado en la comisaría.

Estos dos crímenes suceden después de que el pasado mayo se conociera el asesinato a manos de su padre de Romina Ashrafi, de tan solo 14 años, quien se había escapado de su casa con su novio.

Cuando la Policía capturó a la pareja, la adolescente fue entregada a su familia, pese a las advertencias de Ashrafi de que corría peligro en su casa.

Ese asesinato colocó de nuevo en la mesa de debate la necesidad de modificar las leyes en Irán, pues los responsables de este tipo de crímenes de honor suelen recibir condenas muy bajas de entre tres y 10 años de cárcel.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad