sábado 25 de abril de 2020 - 12:00 AM

Ola de críticas a Bolsonaro por la renuncia de Moro

El ahora exministro de Justici acusó a Bolsonaro de haber interferido políticamente en el Poder Judicial y de haber suplantado su firma en el decreto para cesar a Valeixo, decisión que provocó la dimisión de Moro.
Escuchar este artículo

La renuncia del exjuez Sergio Moro a su cargo como ministro de Justicia en Brasil desató ayer una oleada de críticas contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, a quien llegaron a acusar de dar un “golpe a la democracia” del país.

Uno de los discursos más duros fue el del gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, quien en declaraciones a los periodistas, tachó de “un golpe a la justicia, a la libertad y a la democracia de Brasil” la salida del ministro, conocido por conducir el caso de Lava Jato y llevar a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por corrupción.

Por su parte, el gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witze, transmitió a través de su cuenta oficial de Twitter su “tristeza” ante la renuncia de Moro.

En menos de una semana, Sergio Moro se convirtió en el segundo ministro estrella de Bolsonaro en salir del Gobierno.

La dimisión de Moro, visto por vastos sectores conservadores como una suerte de “defensor de la justicia”, deja al Gobierno del líder de la ultraderecha herido, sobre todo porque el exmagistrado no se guardó nada en su despedida, motivada por la decisión de Bolsonaro de destituir al jefe de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

Moro, el ministro con más apoyo popular, anunció su renuncia en una comparecencia ante la prensa, en la cual aseguró que la destitución de Valeixo era una “interferencia política” del gobernante en investigaciones del Poder Judicial, que calificó de “inaceptable”.

Según el ahora exministro, Bolsonaro incumplió el “compromiso” asumido con él, de que tendría “carta blanca” en el nombramiento de sus asesores directos y en la lucha anticorrupción, en la cual es clave la Policía Federal, que depende del Ministerio de Justicia.

También insinuó que el gobernante pretende poner al frente de la Policía Federal a “una persona” que le responda directamente e informe sobre la marcha de investigaciones, sobre las cuales no abundó pero que se cree que pueden llegar al entorno familiar de Bolsonaro.

Asimismo, sugirió que el Gobierno puede haber incurrido en un grave delito, ya que el decreto con el que se destituyó a Valeixo, publicado en el Diario Oficial este viernes, lleva la firma del presidente y del propio Moro.

“Supe de la exoneración a través del Diario Oficial y no firmé ese decreto”, garantizó Moro, quien ganó fama en la lucha contra la corrupción.

Las serias declaraciones de Moro, que pueden interpretarse como acusaciones, levantaron un polvorín político y hasta llevaron a algunos sectores a sugerir que pueden existir razones para la apertura de un juicio político con miras a la posible destitución de Bolsonaro, que accedió a la Presidencia en enero de 2019.

$!Ola de críticas a Bolsonaro por la renuncia de Moro

En su combativo estilo, Bolsonaro concedió una rueda de prensa de cerca de una hora en la que, según anunció, restablecería “la verdad” sobre las marchas de Moro y Valeixo.

Rodeado por sus ministros y un núcleo de fieles, entre los que destacaban su hijo Eduardo, diputado federal, el antiguo capitán en la reserva acusó a Moro de “falta de compromiso” con Brasil y desmintió todas las insinuaciones en su contra.

“Nunca pedí blindar a nadie de mi familia. Jamás haría eso”, dijo visiblemente irritado, en alusión a una posible interferencia en procesos que investigan supuestas irregularidades en las que habrían incurrido dos de sus hijos, Flávio y Carlos.

Dato
Moro estaba al frente del Ministerio de Justicia desde que Bolsonaro asumió el poder, el pasado 1 de enero,
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad