martes 27 de enero de 2009 - 10:00 AM

Comienza la captura de tres hipopótamos

¿Son sus primeros hipopótamos?

Sí, responde el veterinario, Wilson Moreno Escobar, quien el año pasado en compañía de campesinos de Puerto Berrío, Antioquia, buscó, rastreó y registró por el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) los pasos de una hipopótamo hembra con una cría y un mancho solitario que según sus cálculos pesa unos 1.500 kilos y tiene una envergadura de un automóvil.

Este veterinario es el director Ejecutivo de la Fundación Vida Silvestre Neotropical, organización sin ánimo de lucro que promueve la conservación de la fauna y que fue delegada por el Ministerio del Medio Ambiente y la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, para la captura de los tres hipopótamos.

Con una amplia experiencia en protección de leones, tigres y jaguares, Wilson Moreno Escobar admite que 'el hipopótamo es el animal más peligroso con el que he trabajado'.

Temperamentales y territoriales, los hipopótamos tienen mala reputación. Entre otras razones porque se les atribuye la muerte de 30 personas por año en África. Las víctimas, por alguna razón, invadieron de forma imprudente sus terrenos haciendo que el animal se sienta amenazado.

El animal embiste (en tierra) con una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora y ataca con cuatro colmillos de hasta 50 centímetros de largo y una mordida de 500 kilos de presión por pulgada.  

La captura


La próxima semana, Wilson Moreno se internará en la vereda Bodegas del municipio de Puerto Berrío, Antioquia, para atrapar a uno de los animales que a finales de 2006 salieron de la Hacienda Nápoles, antigua propiedad del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria.     

Su misión será instalar una jaula de hierro (foto), construida en Puerto Berrío, para atrapar inicialmente al hipopótamo macho.

El armazón tiene 1,50 metros de alto, dos de ancho y tres de fondo. Además se le instalará un dispositivo que cierra la puerta cuando el animal ingresa a la estructura.

Como el macho se crió en la Hacienda Nápoles, Wilson Moreno Escobar conoce el tipo de concentrado que por un tiempo le suministraron. Para atraerlos se ubicará además una considerable porción de plátano, lechuga, repollo y zanahoria.

'Los tres animales están ubicados. Tenemos sus horarios de actividad. Estableceremos el sitio preferido de descanso del animal para situar la jaula', dijo Moreno Escobar.

Antecedentes  de este tipo de captura no existen en Colombia, así que para que el proyecto no se maree en un pantano de incertidumbres (si es que el hipopótamo no quiere ingresar a la jaula) se tiene previsto la utilización de dardos tranquilizantes que penetren la piel de más de dos centímetros de espesor del animal.

'Los dardos se utilizarán en caso extremo. El manejo de tranquilizantes es complejo con los hipopótamos. Ellos son muy sensibles a los medicamentos y estos químicos pueden ser peligrosos para los animales'.

Una vez se tenga el animal en la jaula se inicia una contrarreloj para trasladarlo hasta un zoológico del país que en la actualidad discute con el Ministerio del Medio Ambiente los términos para recibir el animal.
 
Este procedimiento acarrea una logística que incluye movilizar equipo pesado a terrenos con una geografía difícil, además de un protocolo que garantice un tratamiento idóneo al hipopótamo en cautiverio.

'La idea es que permanezca en la jaula máximo dos días y es necesario mantenerlo húmedo. Hay un zoológico interesado. Ese tema se definirá muy pronto. No podemos decir nada', indicó el veterinario Wilson Moreno Escobar.

¿De dónde provienen?

El municipio antioqueño de Puerto Triunfo, agarrado a los bordes del río Magdalena y cerca de la frontera con Santander, debe considerarse como la segunda región del planeta donde deambulan de forma natural los hipopótamos.

Sobre la llegada de los hipopótamos al Magdalena Medio existen dos versiones.

La primera relata que los animales arribaron de los zoológicos de Cheyenne, Oklahoma, Kansas y Bookfield en Estados Unidos en 1981. Los hipopótamos, según informe del Inderena, fueron entregados a los propietarios de la Hacienda Nápoles en 'calidad de secuestre depositarios'.  

El otro relato establece que el ex capo de la droga Pablo Escobar, convirtió las 3.000 hectáreas de la Hacienda Nápoles en el símbolo de su extravagante estilo de vida.

Escobar construyó aeropuertos, lagos artificiales, piscinas, una plaza de toros, un jardín con cien mil árboles frutales, dinosaurios de cemento y un zoológico, que entre otras, ofrecía visitas gratuitas en autobús para el público.

El dinero del tráfico de alucinógenos permitió que 'El patrón', como era conocido Pablo Escobar, reuniera animales de Asia y África.

Se afirma que procedentes del zoológico de San Diego, Estados Unidos, en 1981 ingresaron tres hembras y un macho hipopótamo.

Cuando murió el tercero de los siete hijos de Hermilda Gaviria de Escobar, el jueves 2 de diciembre del 1993, faltando cinco minutos para las tres de la tarde, muchas cosas cambiaron en el país, entre ellas, la suerte de los hipopótamos de Nápoles.

¿Dónde están?


La última semana de diciembre pasado se adelantó el registro más reciente de la ubicación de los hipopótamos y se estima que los animales permanecen en la misma área.

El macho se localiza desde el puente de la vereda Bodegas del municipio de Puerto Berrío. Su territorio comprende una extensión de 19 kilómetros del río Bartolo hasta su desembocadura en el río Magdalena.  
 
'En la vereda Bodegas está un macho. Le hemos registrado desplazamientos de aproximadamente nueve kilómetros. El ingreso a tierra de este animal no es mayor a 300 metros', precisó el veterinario Wilson Moreno Escobar.

En la quebrada San Juan Bedout, donde desemboca el río Bartola en el Magdalena se tiene registros de la presencia de una hembra hipopótamo con una cría.

'La hembra y su cría están en un lugar bastante aislado y donde no vive gente. Los pescadores saben que ellas están allá y no se meten al lugar. El macho se localiza en el área donde vive la mayoría de familias que viven de la pesca. Aquí se presenta un conflicto porque el animal intentó agredir a pescadores. A la fecha no hay reportes de lesionados'.

En la vereda Bodegas se habla de un grupo de pescadores que pasó la noche trepados en las ramas de un árbol porque el hipopótamo no se movió de la zona por largo tiempo.

'La gente le tiene miedo. Al principio era muy confiaba y lo molestaban mucho. Pero ahora están prevenidos'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad