lunes 03 de octubre de 2022 - 2:55 PM

En imágenes: Chile busca proteger uno de sus tesoros, el desierto florido en Atacama

Kilómetros de flores blancas, amarillas y rosadas surgen en uno de los lugares más antiguos y secos del mundo. El desierto de Atacama, en Chile, es hogar de un fenómeno único.

En el Desierto de Atacama, el más árido y soleado del mundo, ocurre cada tres o cinco años un impresionante fenómeno natural que Chile busca ahora proteger: la arena se cubre con un colorido manto morado, gracias a la floración de casi 200 especies.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció el domingo que su Gobierno está trabajando para declarar esta zona, ubicada a 700 kilómetros al norte de Santiago, en el Parque Nacional Desierto Florido.

Además: Graban a tiburón nadando en calles inundadas de Fort Myers tras paso de Ian

“Tenemos una deuda con la protección del desierto florido”, reconoció durante una visita al norte el mandatario, quien aseguró que la categoría de parque nacional el estándar de protección ambiental más alto que existe en el país.

Se espera que el decreto esté listo para inicios de 2023 y, cuando se apruebe, se convertirá en el parque nacional número 44 de Chile, uno de los países con el mayor nivel de protección del mundo.

$!En imágenes: Chile busca proteger uno de sus tesoros, el desierto florido en Atacama

La ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, explicó por su parte que “el desierto florido es un patrimonio de biodiversidad y un espectáculo natural asombroso que se pone en riesgo cada vez que alguien corta una flor, pisa o pasa en automóvil por este territorio”.

“En este lugar florecen cada 3, 5 ó 10 años, dependiendo de las condiciones climáticas, más de 200 especies de plantas, las que a la vez permiten la llegada de insectos y fauna en busca de alimentos”, añadió.

Le interesa: Galería: El “milagro” de las flores del desierto de Atacama en Chile

La floración, que este año se puede admirar en su máximo esplendor entre los sectores de Llanos y Chañarcillo, se suele dar en períodos de entre cinco y siete años, por el fenómeno climático de El Niño, que hace evaporar las aguas y precipitarse.

Este “milagro del desierto”, como lo llaman algunos lugareños, es aprovechado por los comerciantes y la oferta turística para promover otras bondades y atributos del territorio, que cuenta con otros parques nacionales, mares cristalinos, paisajes privilegiados y áreas naturales protegidas.

En el mundo existen solo tres países donde los desiertos florecen: Estados Unidos, Australia y Chile.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad