jueves 22 de abril de 2010 - 10:00 AM

En Sudamérica descubren un ‘manto’ de esperanza para el planeta

Un enorme y diverso ecosistema microbiano del tamaño de Grecia, que forma una de las mayores masas de vida del planeta, fue descubierto frente a la costa occidental de Sudamérica por un equipo de científicos chilenos.

El hallazgo se inscribe dentro de la iniciativa del Censo de la Vida Marina, un estudio de diez años que busca hacer un inventario de las especies que integran el ecosistema marino.  

El vicepresidente del comité directivo del Censo de la Vida Marina, el doctor Víctor Ariel Gallardo, señaló a BBC Mundo que 'a lo largo de Perú y Chile, frente a la plataforma continental, hay una superficie compuesta por bacterias, similar al área de un país como Grecia. En volumen estamos hablando de millones de toneladas, principalmente de bacterias filamentosas y multicelulares'.

Según el doctor Gallardo, estas bacterias -que tienen 'parientes' en el Precámbrico y en el Arqueano, es decir, de hace más de 3.000 millones de años- posiblemente sean vestigios de lo que había en el océano primitivo y se encuentran en áreas marinas profundas donde hay poco o nada de oxígeno.

De acuerdo con los exploradores del océano, el conocimiento de la sorprendente cantidad de especies es fundamental para entender el tamaño, la dinámica, y la estabilidad de la cadena alimentaria de la Tierra, del ciclo de carbono y otros procesos en el planeta.

Los científicos tratan de descifrar el propósito de la naturaleza detrás de una sorprendente variedad de pequeñas criaturas del océano, como los microbios y animales del zooplancton, cada uno de los cuales podría estar a la espera de que se le permita multiplicarse y dominar.


Misterios y soluciones

El mundo bacteriano que vive en los océanos se considera una fuente de soluciones a problemas de la humanidad, en las áreas de salud, energía y medio ambiente.

Las actividades humanas pueden incentivar la multiplicación de microbios.

Gallardo, quien junto a la profesora Carolina Espinoza realizó la investigación, indicó que actualmente se buscan bacterias que puedan producir hidrógeno, el cual posteriormente sería utilizado a través de tecnologías especiales –aún por desarrollar– para el reemplazo de combustibles fósiles y así solucionar el problema del dióxido de carbono y el calentamiento global.

Además, el hallazgo es importante debido a que esta biomasa forma una parte esencial en la cadena trófica marina, el proceso de transferencia de energía alimenticia a través de una serie de organismos, en el que cada uno se nutre del precedente y es alimento del siguiente.

'Esta biomasa es consumida por gusanos, caracoles, camarones, que luego pasan a ser alimentos de peces, y posteriormente, sintetizada, al hombre', añadió.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad