martes 26 de mayo de 2009 - 5:05 PM

'Hay que ser más responsables en mitigar y prevenir catástrofes'

En una ciudad donde tiembla todos los días un promedio de cinco veces, se inundan cada vez que llueve los asentamientos situados en la ribera del río de Oro y donde 150 mil personas viven sobre terrenos escarpados ‘a merced’ de los deslizamientos de tierra, la naturaleza no deja de recordarnos que Bucaramanga es vulnerable y está bajo constante amenaza. 

La conclusión, aunque resulta alarmante, no está lejos de la realidad: la hizo Xavier Vera Grunauer, ingeniero civil con maestría en Geotecnia de la Universidad Autónoma de México y experto en sismología de la Universidad de Berkeley, California (EU).

Este investigador ecuatoriano estuvo en la capital santandereana como ponente en una conferencia organizada por la Sociedad Santandereana de Ingenieros con el apoyo de la Cdmb y la Alcaldía,  junto a su colega bumangués Diego Cobos Roa. El eje principal de la actividad académica fue el control de las inundaciones y la microzonificación sísmica.

Describe que la sumatoria de amenazas como sismos, inundaciones, avalanchas y deslizamientos en Bucaramanga y su área metropolitana, debe servir como punto de partida para trabajar y avanzar hacia una ciudad sostenible y segura.

¿Cómo lograrlo? Lo resume como una estrella de muchas puntas: riesgos por analizar, desarrollos urbanos por planear y problemas sociales, económicos y culturales por abordar.

Precisamente Vera Grunauer manifiesta que las lecciones aprendidas del huracán Katrina en Nueva Orleáns (EU) y, sin ir tan lejos, del terremoto del Eje Cafetero, obligan a reflexionar con mayor responsabilidad sobre las causas profundas de las catástrofes naturales y el aumento de la vulnerabilidad en las sociedades.

preguntas y respuestas
Situación de la ciudad


V.L.: ¿Cuál es la situación actual de Bucaramanga, con un millón de habitantes, en materia de riesgos, vulnerabilidad y amenazas naturales?
X.V.G.: 'Justamente en Bucaramanga se observan unas características especiales por su ubicación y la ocupación de los terrenos. Tengo entendido que el Gobierno local va a invertir una fuerte cantidad de recursos para hacer un estudio integral que contemple un plan de mitigación, es decir, cómo contrarrestar el riesgo, reducir la vulnerabilidad y enfrentar la amenaza.
Pero no sólo es tener el estudio y se acabó, es necesario que un ente le haga seguimiento al estudio. Y como resultado final, tener una ciudad segura y sostenible, a eso apuntan estos estudios de microzonificación y geotecnia'.

V.L.:¿Cómo planear o lograr una ciudad segura y sostenible?
X.V.G.: 'En las grandes ciudades, los sismos por lo general no son los que matan a la gente, sino las consecuencias que producen en las estructuras. Si hay un terremoto, puede ocurrir un incendio porque las tuberías de gas colapsan; por ejemplo, en el terremoto de San Francisco de 1906 la ciudad se destruyó por las llamas y no precisamente por el movimiento telúrico'.

Prevenir y no improvisar

V.L.: Para contextualizar el tema, ¿se han hecho estudios de microzonificación en Bucaramanga que apuntan a reducir la amenaza de temblores, deslizamientos o inundaciones que castigan con frecuencia a la población?
X.V.G.: 'Desafortunadamente no, no se invierte en prevención y no es recomendable dejarlo todo en manos de la improvisación'.

V.L.: Con este antecedente, ¿qué importancia tiene la microzonificación sísmica y qué aporte brinda a alcaldes, ingenieros constructores, civiles, geotécnicos y afines en la adopción de planes de prevención o construcción sismorresistente?
X.V.G.: 'Es muy importante, porque es una herramienta fundamental para la evaluación del riesgo en las estructuras existentes y proyectadas, considerando en la amenaza sísmica los efectos del subsuelo en la respuesta sísmica de las estructuras.  
Ahora bien, con un plan de acción se puede mitigar el riesgo en las zonas urbanas, utilizando los estudios de zonificación sísmica y geotécnica, en conjunto con simulaciones de diferentes escenarios que capturen las posibles fuentes sísmicas y potenciales consecuencias de movimiento telúrico'.

V.L.: Pero en Bucaramanga es una realidad indiscutible que hay comunidades viviendo en zonas de alto riesgo, como la escarpa o en las riberas del río de Oro, que incluso se desbordó en 2005 y provocó una tragedia…
X.V.G.: 'Hay problemas sociales inherentes a las ciudades… lo más importante es minimizar en lo posible el impacto en caso de que ocurra una eventualidad, hacer simulaciones, plantearnos qué pasaría si sucede un terremoto, reforzar los hospitales o adoptar acciones preventivas continuas y dinámicas porque el medio ambiente cambia y los riesgos también'.

V.L.: Estamos en plena temporada de invierno y la capital santandereana está ‘a merced’ de las lluvias y las inundaciones…
X.V.G.: 'Como se trata de un problema recurrente y se sabe que pasa año tras año, sería conveniente contar con un centro de asesoría técnico sobre riesgos y que a su vez, se disponga de un plan integral que no se limite a atender la coyuntura, sino a reducir sus efectos.
Es bien sabido que en Girón salió más costoso reubicar a las personas damnificadas luego de la inundación, que haberles dado soluciones de vivienda en su momento'.
Calor y sismos no tienen correlación

V.L.: Hay otro fenómeno que inquieta a los habitantes de Bucaramanga y es la ocurrencia de sismos, de hecho este año se han registrado tres movimientos telúricos de una magnitud mayor a los cinco grados, ¿qué opina de esta situación?
X.V.G.: En el caso concreto de Bucaramanga, la ciudad es catalogada como una región de alta amenaza sísmica y es de conocimiento general que existen tres fallas que la hacen propensa a fenómenos de origen geológico, de allí la importancia de implementar los estudios de microzonificación y geotecnia'.

V.L.: Hay una creencia generalizada de que las altas temperaturas están relacionadas con los temblores, ¿eso es cierto?
X.V.G.: 'El calor es un fenómeno climático que no tiene absolutamente nada que ver con los sismos que afectan la corteza terrestre. Los estudios hechos por la universidad de California, que es pionera en el campo sísmico, debido a que en esa zona se encuentra la falla de San Andrés, han demostrado que no existe ninguna correlación entre estos dos eventos climáticos'.

V.L.: Con base en su conocimiento acerca del tema, ¿Bucaramanga está preparada para asumir un evento sísmico o cualquier otro tipo de emergencia?
X.V.G.: 'Me temo que no… Por lo general, los seres humanos somos reactivos y no proactivos, la ingeniería sismorresistente ha avanzado en ese sentido pero aún falta mucho por hacer… Pocas ciudades en el mundo son preventivas y no hay una cultura de invertir en algo que no es tangible a diferencia de un puente o una carretera, sin embargo los resultados se ven en el momento que ocurre un evento'.

caja biográfica
Xavier Vera Grunauer


• Nacionalidad: Ecuatoriana
• Edad: 34 años
• Profesión: Ingeniero civil de la Universidad Católica de Guayaquil.
• Estudios especializados: Maestría en Geotecnia de la Universidad Autónoma de México-UNAM y Doctorado en filosofía (en el campo de mayor-geotecnia, campos menores estructuras) y sismología de la Universidad de Berkeley (California).
• Cargos: Director del proyecto de zonificación sísmica y geotécnica de la ciudad de Guayaquil y elaborado por la Universidad Católica de la misma ciudad, gerente técnico de Consultora Vera y Asociados y gerente general de Geoestudios, profesor e investigador de la escuela de Ingeniería Civil de UEES. Miembro de la American Society of civil Engineers y de la Sociedad Ecuatoriana de Ingeniería Sísmica.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad