martes 12 de abril de 2022 - 4:07 PM

Implementar la logística verde, un llamado para aportar al medio ambiente

La logística verde abarca cualquier práctica comercial dirigida a hacer que las operaciones sean más sostenibles, lo que genera un beneficio en el balance final y ayudan a mejorar la imagen de su marca.

En medio del cierre de la COP26, Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2021, se hizo un llamado a las empresas para que, a través de sus procesos logísticos, contribuyan en la reducción de las emisiones de CO2, y así mitigar el calentamiento global. A lo que se suma la fijación de los consumidores por el cuidado medioambiental, por lo que es importante que las empresas trabajen en pro de cumplir las expectativas de sus clientes para seguir siendo competitivas.

Para las empresas, la implementación de logística verde puede ayudar a mejorar la imagen de su marca, y generar un efecto positivo en su balance final.

Pero ¿qué es la logística verde? En pocas palabras, la logística verde abarca cualquier práctica comercial dirigida a hacer que las operaciones sean más sostenibles, siendo su objetivo principal mejorar tanto las operaciones comerciales como la sostenibilidad de la organización.

“Una empresa logística demuestra que tiene un compromiso con el medioambiente cuando tienen una visión de largo plazo en la que consideran la sustentabilidad como un eje central de su negocio y en la cual se implementan políticas y estrategias que tengan como objetivo generar una operación más eficiente utilizando herramientas que apoyan en los procesos de planificación con el fin de optimizar y minimizar los recursos utilizados y así reducir su huella de carbono”, afirma Juan Ángel, Country Manager de Drivin Colombia.

¿Cuáles son los factores a los que se debe poner atención para iniciar este camino?

Lo primero es tener claro el impacto que se está generando con los recursos que se están utilizando actualmente en la operación logística, para así entender donde se pueden ir generando los primeros ajustes que permitan reducir el impacto medioambiental con los recursos que se tienen.

Por ejemplo, el usar un software con algoritmos de optimización le permitirá evaluar si se están utilizando más vehículos de los realmente necesarios para realizar los repartos y si están siendo cargados a su máxima capacidad, logrando así minimizar el impacto y generar mayores eficiencias en la operación.

Según Ángel, ser ecológico y ahorrar dinero a menudo van de la mano porque las prácticas comerciales sostenibles se centran en aumentar la eficiencia y reducir el desperdicio. “Debido a que la logística ecológica se ve diferente cuando se aplica a negocios individuales, los ahorros financieros y la reducción de desechos también se ven diferentes para cada negocio” asegura el Country Manager de Drivin en Colombia.

Por ejemplo, al pasarse a fuentes de suministro de energía verde, empresas como Google y Amazon redujeron sus costos de energía hasta en un 10%. Mientras tanto, al eliminar el peso innecesario de los aviones, United Airlines redujo su consumo total de combustible y ahorró $2 mil millones en costos de combustible.

Para minimizar el impacto ambiental, la logística puede acoger la perspectiva verde a través de diferentes acciones como estas tres que proponen desde Drivin:

Reconocimiento del impacto que genera: El primer paso es el reconocimiento del impacto que tienen las actividades empresariales; tener un primer acercamiento sobre cuánto y dónde se contamina, por lo que se pueden identificar las áreas críticas y explorar posibles áreas de oportunidad y acciones puntuales.

Optimización de rutas: El uso de la tecnología para la optimización y creación de rutas inteligentes, permite un mejor uso de los recursos y la reducción de kilómetros recorridos, posibilitando entregas más rápidas, aumentando la satisfacción del cliente y emitiendo menores cantidades CO2.

Logística inversa y reciclaje: Las políticas de reutilización y reciclaje promueven la longevidad del uso de los recursos. Este proceso se puede llevar a cabo mediante el uso de la logística inversa: una práctica que requiere que los fabricantes y los consumidores tengan la responsabilidad compartida de la correcta disposición de los residuos generados por los productos consumidos.

La logística ecológica ayuda a ganar clientes, reducir costos y contribuir a un medio ambiente más limpio para las generaciones futuras. “Al aprovechar las estrategias sostenibles, puede mejorar la eficiencia en toda su organización mientras reduce su huella de carbono, por esta razón en Drivin ofrecemos a las empresas el control total y en línea de la operación logística de última milla, desde la carga del camión hasta la entrega del producto o servicio, considerando incluso una prueba de entrega 100% digital, minimizando el uso del papel y reduciendo la huella de carbono a través de rutas más optimizadas” concluye Juan Ángel de Drivin.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad