jueves 22 de abril de 2010 - 10:00 AM

¿Y usted qué hace con la ‘basura tecnológica’?

La falta de conciencia con la separación de residuos desde el hogar y un lugar adecuado para la disposición final de los desechos tecnológicos son, sin duda, dos de las grandes falencias ambientales de nuestro medio, las cuales agotan la vida del planeta.

Pilas y baterías, celulares, computadores y demás aparatos tecnológicos que terminan en la basura, son los principales contaminantes del medio ambiente.  

El destino final de esta ‘basura tecnológica’ no tiene un tratamiento específico en Bucaramanga y termina enterrada junto con residuos orgánicos en el relleno sanitario El Carrasco.


Problema de todos

'El problema grande es que estos residuos no se separan, por lo que si lo hiciéramos  podríamos llevarlos a la empresa que los produce para que les dé la disposición final adecuada y así evitar que se siga contaminando el medio ambiente', explica  el docente Luis Eduardo Castillo Mesa, Ingeniero Ambiental con maestría en Manejo de Residuos Sólidos.

Aunque los encargados de darle un tratamiento adecuado a este tipo de residuos son las compañías que los producen, también hacen parte de la cadena los consumidores  y las autoridades ambientales, entre otros actores.


Consecuencias

El problema que originan estos residuos, como las baterías, es la generación de metales pesados, que quedan libres en el medio ambiente, causando contaminación en el suelo y en las aguas, señala este experto.

'Los metales pesados tienen una gran problemática porque son bioacumulables en los seres vivos, que no tienen por sus propios medios la capacidad para ir eliminándolos, por lo que se almacenan en el cuerpo y pueden ser causantes de malformaciones en la descendencia de las personas, e incluso la muerte, cuando la acumulación es muy alta', agrega este Magíster en Manejo de Residuos Sólidos. (Ver destacado )

Estos metales también causan daño a los ecosistemas, y junto con otros residuos tecnológicos, así como los de la industria de hidrocarburos, tienen una alta influencia de contaminación.


Como cualquier residuo

'En Bucaramanga el destino final de esos residuos tecnológicos es el enterramiento, como todo el material que llega a El Carrasco, es decir, se cubre con una capa de tierra', precisa Neftalí Osorio Pabón, presidente del Sindicato de la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab.

Mientras que en otras ciudades hay empresas que compran todo este tipo de residuos, en Bucaramanga y el área metropolitana ni siquiera se clasifican.

'Hasta ahora se va a emprender una campaña para enseñarle a la comunidad a clasificar los residuos; se está trabajando en el tema para socializarlo con la comunidad', puntualiza el vocero del Sindicato de la Emab.

Algo muy distinto ocurre en  países desarrollados, como los europeos, donde la separación de los  residuos tecnológicos se hace en los mismos supermercados, que ubican recipientes especiales para que la gente los deposite. Estos desechos tienen un tratamiento particular y no terminan en un relleno sanitario.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad