martes 16 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Una billetera de ‘ambiente’

¿Sabía usted que cada vez que compra una bolsa de gomas, papas fritas, platanitos y otras galguerías, la naturaleza requiere de 150 años para que esa clase de plástico se descomponga?

Es más, a diario se ven millones de estos empaques tirados en las calles y en los parques, evidenciando el desaseo que acompaña a muchos. Al mismo tiempo, tales residuos hacen ver muy sucia a la ciudad.

Se ha comprobado que muchos de estos empaques, por falta de una verdadera cultura ecológica, terminan en los ríos. Peor aún, esa clase de basura se convierte en un veneno para millones de peces, quienes encuentran en esa mugre  una ‘carnada mortal’.

Consciente de este grave daño que se le hace a la naturaleza, un grupo de creativos encontró una singular forma de aprovechar este tipo de empaques para darle un mejor uso.

El asunto no es sólo de ecología, sino que además es un tema de plata.

Y es así de literal como se lee, pues con estos empaques usted puede hacer billeteras, de esas en donde guarda sus documentos de identidad, las fotos de su novio (a), el pase de conducción y, por supuesto, su dinero.

La iniciativa es de Javier Humberto Paredes, un reconocido ingeniero agrícola y especialista en educación ambiental, quien se las ingenia para diseñar y elaborar billeteras hechas con los plásticos que todos arrojan cada vez que compran los llamados ‘pasabocas’.

Él no está solo en esta verde idea. Lo acompaña un creativo estudiante, Miguel Ángel Pastrana Benavides, quien ensambló de manera artesanal las citadas carteras.

Para estos ‘pilosos’ ambientalistas, hacerlas hizo parte de una forma sencilla de ‘sacarle jugo’ a su adicción a este tipo de comidas; sin embargo, para el reciclaje es una gran excusa para aprovechar los residuos que botamos.

Según explica Paredes, 'lo que se busca es darle un mejor uso al plástico que se echa a la caneca, cada vez que consumimos  papas, chicharrones y demás golosinas'.

Él sostiene que 'debemos reconocer que el plástico es uno de los inventos más utilizados del mundo; pero a la vez es uno de los principales problemas contaminantes del planeta. Por eso, proponemos usar las billeteras ecológicas'.

¿Cómo se ‘confeccionan’?

Revela que todos los días ellos les compran a los recicladores el mayor número posible de estos empaques. Después de una rigurosa tarea de limpieza, que incluye corte, lavado, desinfección y secado, se procede a elaborar las carteras.

Todo pasa por otras fases: planchado, con el cual se alisa el plástico; confección, que implica el diseño mismo de la billetera; y el ajuste final, que no es otra cosa que el retoque.

Lo mejor, argumenta Paredes, es que las billeteras ecológicas duran de por vida.

¡Así como lo lee! Como se trata de un producto que requiere de años para descomponerse, su cartera jamás se le extinguirá; al menos no mientras usted esté vivo.

Aunque el fuerte es la billetera ecológica, también se producen monederos, forros para celulares y bolsos. Como si fuera poco, estos creativos no descartan que, en un corto plazo, se puedan elaborar calzados, ropas y chaquetas.

La historia de la billetera de ‘ambiente’, como se le ha denominado a este singular diseño eco-artesanal, demuestra que la preocupación por el medio ambiente también ha servido para crear oportunidades nuevas de negocios. En últimas, es una manera limpia de ganar ‘billete verde’. ¿No le parece?

 



Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad