viernes 13 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

ONG denuncia la existencia de cárceles secretas en China

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch, HRW, exhortó a China a cerrar sus 'prisiones secretas' y denunció los abusos sistemáticos de los derechos humanos cometidos en esos centros donde los ciudadanos pueden pasar meses detenidos sin asistencia legal.

'La existencia de esas prisiones secretas en el corazón de Pekín hace ridículas las declaraciones del gobierno chino sobre la mejora de los derechos humanos y el respeto de la ley', declaró Sophie Richardson, una de las responsables para Asia de la ONG.  

'El gobierno debería actuar rápidamente para cerrar esos lugares, investigar sobre quienes los dirigen y suministrar asistencia a los que han sido víctimas de ellos', añadió.

En un informe dado a conocer ayer, HRW precisa que esos lugares de detención cuya existencia niegan las autoridades chinas están en edificios gestionados por el Estado, hospitales y centro psiquiátricos.

El informe recoge una investigación realizada sobre el terreno en abril y mayo, en Pekín y otras ciudades chinas, según la cual, la mayoría de los detenidos en esas 'prisiones secretas' son los llamados 'peticionarios'.

El sistema de las peticiones, una herencia de la época imperial, permite a los habitantes de las provincias ir a la administración de Pekín a reclamar cuando se sienten víctimas de injusticias.


LOS RELATOS

'Dos personas me arrastraron por el pelo y me subieron a un automóvil. Luego me arrojaron en una habitación con dos mujeres que me arrancaron la ropa, me golpearon la cabeza y me propinaban patadas en el cuerpo', relata una ex detenida, a la que describen como una mujer de 46 años de la provincia de Jiangsu.

Una adolescente de 15 años explicó a HRW que fue secuestrada en las calles de Pekín, a donde había acudido a presentar una queja en nombre de su padre discapacitado, y encerrada durante dos meses en una residencia de ancianos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad