jueves 16 de octubre de 2008 - 7:46 PM

ONG denuncian en la ONU prohibición de aborto terapéutico en Nicaragua

Organizaciones defensoras de los derechos humanos en Nicaragua denunciaron hoy en Naciones Unidas al Gobierno de ese país por la prohibición del aborto terapéutico y por una supuesta campaña de acoso y persecución contra grupos civiles contrarios a esa medida.

Representantes del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) y de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Nicaragua llegaron a Ginebra para presentar al Comité de Derechos Humanos de la ONU un informe que aborda ambas cuestiones.

La representante de la organización femenina, Juanita Jiménez, dijo a Efe que la criminalización del aborto terapéutico, en vigor desde julio pasado, "es un atentado a la condición de ser humano de la mujer" y fue decidida por las autoridades "en un contexto de oportunismo político".

Según Jiménez, el Gobierno nicaragüense "negoció con la jerarquía católica la eliminación (de la figura jurídica del aborto terapéutico)".

La activista sostuvo que las líderes del movimiento femenino que luchan por la derogación de esa prohibición son víctimas "de hostigamiento y amenazas", que se traducen en "acusaciones de apología del delito de aborto y amenazas de sanciones judiciales".

Asimismo, señaló que "son víctimas de una campaña de desprestigio a través de acusaciones de lavado de dinero".

Jiménez denunció que el pasado viernes los locales de dos organizaciones civiles -incluida la suya- "fueron allanados sin respeto de los procedimientos penales, se secuestró equipos informáticos y se hizo un uso excesivo de la fuerza".

Por su parte, el doctor Oscar Flores, representante de la Sociedad Nicaragüense de Ginecología y Obstetricia, dijo que su gremio está alarmado por la imposibilidad de poder garantizar la vida de mujeres embarazadas en casos de enfermedades graves preexistentes o anomalías congénitas.

"En mujeres embarazadas ciertas enfermedades se vuelven intratables y las llevan a la muerte por lo que se indica el aborto terapéutico para salvarles la vida", explicó.

El médico advirtió de que la prohibición gubernamental crea "inseguridad en la práctica profesional" y es "una amenaza latente".

Explicó que ante esta situación las mujeres nicaragüenses que cuentan con suficientes recursos económicos "viajan a Costa Rica, Cuba, Estados Unidos o México" para interrumpir su embarazo, mientras que las de condición humilde se exponen a "la muerte o mutilaciones por un aborto inseguro".

Según el informe presentado al Comité de Derechos Humanos de la ONU por dos ONG de Nicaragua y una de EEUU, "2.500 mujeres han salido del país para obtener abortos seguros" desde que la legislación está vigente.

Asimismo, sostiene que doce mujeres han muerto como resultado de la ley, aunque considera que "la cifra es mucho mayor pues no se considera el marcado aumento de jóvenes embarazadas que han cometido suicidio o las mujeres que han muerto por causas indirectas como aneurisma o hipertiroidismo".

Sobre la persecución a líderes civiles, el documento presentado a la ONU acusa al Gobierno de Managua de haberse vuelto "intolerante" a la oposición, de "atacar a toda la oposición de la sociedad civil" y de levantar acusaciones contra las ONG para "detener su financiación".

Las organizaciones suscriptoras del informe son MAM, el Centro de Derechos Constitucionales de Nicaragua y el International Women's Human Rights Law Clinic de Nueva York.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad