miércoles 28 de enero de 2009 - 8:53 PM

OTAN considera un "paso positivo" el anuncio de Rusia de no desplegar misiles

La OTAN ha considerado hoy que Rusia habrá dado un "paso positivo" si confirma que va a paralizar el despliegue de cohetes Iskander en Kaliningrado hasta que el nuevo gobierno de EEUU decida si sigue adelante con la instalación de un escudo antimisiles en Europa del Este.

"Cuando se propuso la instalación de cohetes Iskander en Kaliningrado dijimos que no era bienvenida y que no ayudaba a las relaciones bilaterales, con lo que, si se confirman estas declaraciones, creemos que sería un paso positivo", ha dicho el portavoz aliado, James Appathurai.

Pero se ha mostrado cauto, ya que el anuncio de que Moscú no cumplirá por el momento su amenaza proviene de fuentes anónimas del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, sin que haya sido todavía confirmado de manera oficial.

A la pregunta de si la OTAN ha sido informada por EEUU sobre su intención de abandonar el proyecto diseñado por la anterior administración, el portavoz ha afirmado que por el momento no ha habido "ningún cambio" en la actitud estadounidense en materia de defensa antimisiles, como tampoco por parte de la Alianza, que apoya el plan.

Tras años de negociaciones, Washington acordó el pasado julio con República Checa situar en su territorio un sistema de radares, y un mes después llegó a un acuerdo con Polonia para instalar diez misiles de interceptación.

En respuesta, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, anunció el mismo día de la elección de Barack Obama, el 5 de noviembre, que Rusia desplegaría cohetes tácticos en Kaliningrado, un enclave ruso en el mar Báltico y punto más occidental del país, que limita con Polonia y Lituania.

Un año antes Moscú se había salido del tratado de Fuerzas Convencionales en Europa (FACE), considerado la piedra angular de la seguridad en el continente.

EEUU ha defendido en todo momento que sus planes no suponen una amenaza para Rusia, y que lo que pretenden es evitar posibles ataques desde alguno de los países del llamado "Eje del mal" (Irán, Corea del Norte, Bielorrusia, Birmania, Zimbabue y Cuba, según la definición dada en 2005 por el gobierno estadounidense).

Por su parte, los 26 miembros de la OTAN dieron su pleno apoyo al escudo antimisiles en su cumbre de abril pasado en Bucarest, por la "sustancial protección" que consideran que daría a Europa frente a posibles ataques de Oriente Medio.

Ahora Rusia alberga esperanzas de que la nueva administración de EEUU dé marcha atrás a los planes de desplegar el escudo antimisiles en Polonia y la República Checa y revise sus posiciones en relación a Irán, Irak y Afganistán

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad