sábado 17 de abril de 2010 - 7:15 PM

Polonia despide con una emotiva ceremonia a las víctimas de Smolensk

Con una emotiva ceremonia civil y religiosa en la plaza Pilsudski de Varsovia, los ciudadanos polacos despidieron hoy a las 96 víctimas de la tragedia aérea del avión presidencial en Smolensk, Rusia, hace una semana, en la que pereció el jefe del Estado, Lech Kaczynski.



Con rostros consternados, mineros con sus uniformes llegados desde las cuencas carboníferas de Silesia y trabajadores de los astilleros de Gdansk con cascos y banderas del sindicato Solidaridad se entremezclaron con las decenas de miles de ciudadanos que se sumaron al homenaje popular para recordar los fallecidos.

Los retratos de todas víctimas de la tragedia, entre ellos los del presidente de Polonia, Lech Kaczynski, y su esposa Maria, y una enorme cruz blanca sobre una pared negra presidieron el gigantesco escenario sobre el que se desarrolló el homenaje de carácter civil y que finalizó con una misa oficiada por toda la curia polaca.

La ceremonia se inició con dos minutos de silencio que se vieron interrumpidos únicamente por el repicar de todas las campanas de la ciudad y el sonido de las sirenas antiaéreas, así como las de los vehículos de policía, bomberos y ambulancias.

Seguidamente se hizo lectura de la lista, por orden alfabético, de los pasajeros del vuelo presidencial, entre los que figuraban varios altos cargos institucionales y personalidades políticas, sociales, culturales y deportivas del país.

En primera fila entre los presentes se encontraban Jaroslaw Kaczynski, hermano del presidente fallecido, y Marta, hija única del matrimonio presidencial, así como el presidente en funciones de Polonia, Bronislaw Komorowski, y el primer ministro, Donald Tusk.

"Todos sentimos dolor, todos sentimos lo mismo hoy", dijo Komorowski, quien recordó en su intervención a Jadwiga Kaczynska, madre de los gemelos Kaczynski, quien se encuentra internada en un hospital y desconoce aún la muerte de su hijo Lech, y se refirió al dolor de su hija Marta y de Jaroslaw Kaczynski "que ha perdido a su mejor amigo".

El presidente de Polonia en funciones subrayó que "no estamos solos", "estamos unidos como una gran familia" y agradeció las muestras internacionales de solidaridad, pero especialmente por parte de Rusia y su pueblo, que se han volcado "espontáneamente" tras la tragedia.

Por su parte, Dolnald Tusk comentó que "atravesamos una difícil prueba como personas y como pueblo" y dijo que nadie puede recordar una tragedia de tales dimensiones en la que perdieron la vida tantas personalidades al mismo tiempo.

El primer ministro señaló durante la ceremonia, que se alargó mas de tres horas, que "nuestros corazones todavía no han asumido la tragedia" y destacó que ésta es "la mas grave sufrida por la Polonia desde la II Guerra Mundial".

Al término de la intervención de Tusk, unidades vestidas de gala de los tres ejércitos dispararon tres salvas de honor y una orquesta militar entonó la marcha fúnebre del compositor de origen polaco Frederyk Chopin, la sonata en si bemol menor opus 35, para dar paso seguidamente al oficio religioso.

Durante el mismo, el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz, señaló en su homilía que "la tragedia de Polonia nos ha unido a los polacos y a las personas de todo el mundo" y que "estamos unidos con las familias en una oración de misericordia".

El presidente polaco, Lech Kaczynski, y su esposa María, por los que se oficiará esta noche un funeral en la catedral de San Juan de Varsovia, serán sepultados mañana en el castillo de Wawel de Cracovia en la cripta donde reposan cerca de una veintena de monarcas polacos y otras grandes personalidades del país.

Aunque esta iniciativa ha sido criticada por un amplio sector de la población que considera que esas exequias elevan inmerecidamente a Kaczynski al nivel de héroe nacional, el matrimonio presidencial reposará en la cripta de la catedral de Wawel en un sarcófago de alabastro que ha sido construido con urgencia.

Sin embargo, la nube de polvo volcánico que cubre una gran parte de Europa amenaza con la ausencia en los funerales de una gran parte de los jefes de Estado y Gobierno de mas de 60 países que habían anunciado previamente su presencia y de los que algunos han comunicado ya que no podrán volar a Cracovia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad