miércoles 29 de octubre de 2008 - 10:00 AM

Renuncia de comandante ilustra las dificultades de cascos azules en Congo

La dimisión del nuevo comandante español de la Misión de la ONU en la República Democrática del Congo (RDC, ex Zaire), MONUC, ilustra las dificultades de los cascos azules para interponerse entre la rebelión y el Ejército congoleños en el este del país africano.

La MONUC tiene igualmente dificultades para proteger a los miles de civiles, obligados a desplazarse para escapar de los combates, y que se amontonan en campamentos a menudo fuera del alcance de las organizaciones humanitarias debido a la inseguridad en la provincia de Kivu Norte, fronteriza con Ruanda.

Fuentes diplomáticas indicaron que el saliente general español Vicente Díaz de Villegas, estimaba que la MONUC (la mayor fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU que cuenta con 17.000 cascos azules) no tiene los medios para enfrentar una tarea tan ardua en un amplio y rico territorio de colinas, sacudido desde el genocidio de 1994 en la vecina Ruanda y hundido en ambiciones diversas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad