martes 23 de febrero de 2016 - 3:15 PM

Republicanos critican a Obama tras presentar plan de cierre de Guantánamo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó hoy un plan de cierre, largamente estancado, de la instalación de detención en la bahía de Guantánamo, en Cuba, lo que generó fuertes críticas republicanas.
Escuchar este artículo

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama declaró que de los 91 detenidos que se encuentran actualmente en la bahía de Guantánamo, algunos serán transferidos y que su administración analizará la amenaza que representan los detenidos que no sean elegibles para ser transferidos e identificará a quienes podrían ser sometidos a juicios militares. 

En un aparente esfuerzo de último minuto para buscar la cooperación de un Congreso hostil controlado por los republicanos, Obama recurrió a un argumento financiero para justificar el cierre de la controvertida prisión de ultramar. 

"El Departamento de Defensa calcula que este plan, en comparación con mantener abierto Guantánamo, reduciría costos en hasta 85 millones de dólares al año", dijo Obama. "En más de 20 años, los ahorros ascenderían a 1.700 millones de dólares", precisó. 

Sin embargo, el plan de cierra dejó sin respuesta una pregunta crucial sobre adónde enviará la administración a algunos de los detenidos que no sean elegibles para ser transferidos dentro de Estados Unidos. 

"En este plan no estamos identificando una instalación específica", señaló Obama. "Debido a que el Congreso ha impuesto restricciones que actualmente impiden la transferencia de detenidos a Estados Unidos, reconocemos que esto será un reto". 

Obama dijo que la bahía de Guantánamo es "contraproducente para nuestra lucha contra los terroristas" y que con el cierre de la prisión se "cerrará un capítulo" de la historia estadounidense y se fortalecerá la seguridad nacional de Estados Unidos. 

Sin embargo, en una fuerte declaración hecha casi al mismo tiempo que Obama explicaba su plan, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, acusó a la Casa Blanca de no proporcionar "los detalles cruciales exigidos por la ley". 

"Después de siete años, el presidente Obama aún tiene que convencer al pueblo estadounidense de que transferir a nuestra patria a terroristas de Guantánamo es inteligente y seguro", dijo Ryan. 

"Pondremos en riesgo nuestra seguridad nacional por una promesa de campaña", concluyó el presidente de la Cámara, en referencia a la promesa sobre Guantánamo que hizo Obama en la campaña presidencial de 2008. 

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad