viernes 05 de febrero de 2010 - 8:32 PM

Rusia critica los planes de EEUU de instalar misiles interceptores en Rumanía

Rusia criticó hoy los planes de Estados Unidos de instalar en Rumanía cohetes interceptores, que se enmarcarían en el futuro escudo antimisiles de EEUU.

"Cerca de las fronteras rusas, en la cuenca del mar Negro, aparecerá infraestructura militar ajena a nuestro país", alertó Dmitri Rogozin, embajador ruso ante la OTAN, citado por las agencias rusas.

Rogozin afirmó que "Rusia debería recibir las características técnicas y tácticas de esos sistemas para convencerse de que no pueden derribar los misiles balísticos rusos".

El funcionario estimó que los nuevos planes estadounidenses afectarán "directamente" a las negociaciones de desarme nuclear en marcha entre Moscú y Washington, aunque algunos expertos rusos expresaron hoy opiniones contrarias.

Además, puso en duda las afirmaciones de funcionarios estadounidenses y rumanos de que los interceptores no estarán dirigidos contra Rusia.

Mientras, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró en Múnich (Alemania) que Moscú espera que Washington le dé "explicaciones exhaustivas" al respecto.

"Partimos de que hay un acuerdo entre los dos presidentes sobre que el primer paso sería analizar conjuntamente las amenazas y los riesgos de la proliferación de misiles", dijo.

El Estado Mayor de la Armada rusa sugirió hoy que, si los planes estadounidenses en Rumanía se llevan a cabo y suponen una amenaza para la seguridad nacional, se reforzará la Flota rusa del mar Negro.

El presidente rumano, Traian Basescu, anunció la víspera que su país había aprobado un plan para instalar en su territorio, en el puerto de Constanta (mar Negro), interceptores terrestres y marítimos estadounidenses.

Basescu adelantó que próximamente se iniciarán negociaciones bilaterales con EEUU para cerrar el acuerdo, que deberá ser aprobado por el Parlamento de Bucarest.

Explicó que los elementos del escudo antimisiles estadounidense en Rumanía no irán dirigidos "contra Rusia, sino contra otras amenazas".

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció a mediados de septiembre pasado la renuncia al despliegue del escudo en Polonia y la República Checa, lo que fue aplaudido por Moscú, que consideraba esos planes una amenaza directa para su seguridad.

Seguidamente, el Kremlin descartó el despliegue de misiles tácticos Iskander en el enclave báltico de Kaliningrado.

Desde entonces, Rusia y EEUU han mantenido consultas sobre la configuración del nuevo escudo diseñado para neutralizar las amenazas por parte de misiles de medio y corto alcance, y no de largo alcance como su predecesor.

El Pentágono había anunciado que el nuevo escudo apenas tendría elementos terrestres, por lo que sería más flexible y más barato.

Rusia siempre mantuvo que EEUU exageró la amenaza que suponían los misiles de largo alcance de regímenes denostados por la Casa Blanca como Irán y Corea del Norte, para emplazar el escudo cerca de sus fronteras

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad