martes 29 de mayo de 2012 - 9:14 AM

Sales de baño, nueva droga que alerta a los estadounidenses

Se trata de cristales blanquecinos que se venden en pequeñas botellas o en paquetes de papel de aluminio en las tiendas de conveniencia y en las fiestas rave o clubes de baile de todo el país.

Tratar de mantenerse al día con el cambiante panorama de la fabricación y consumo ilícito de drogas, es una tarea de enormes proporciones para un profesional de educación sobre las drogas, y mucho más para un padre. Pero es algo que se debe intentar si vamos a educar y mantener a salvo a los niños y a los jóvenes de las peligrosas, e incluso mortales drogas, publica el portal Estilo Médico.

Una de las tácticas utilizadas por los fabricantes de drogas sin escrúpulos es hacer una nueva fórmula que cambia la composición química de una sustancia prohibida lo suficiente como para burlar la ley. A las agencias de aplicación de la ley les lleva un tiempo el ponerse al día y, mientras tanto, las vidas de nuestros niños y jóvenes se ven amenazadas. A los jóvenes que van a las tiendas, a las fiestas o raves se les puede ofrecer la nueva droga.

Lo que nos lleva a las “sales de baño”. Se trata de cristales blanquecinos que se venden en pequeñas botellas o en paquetes de papel de aluminio en las tiendas de conveniencia y en las fiestas rave o clubes de baile de todo el país. Se les puede llamar algo así como paloma roja, púrpura, Cloud Nine, onda lunar, marfil puro, Ola de marfil, Cielo de Vainilla, Bendición o Relámpago blanco. En el envase se indicará que “no es para el consumo” y que es sólo para usarse en un “refrescante” baño. Sin embargo, fúmelo, inhálelo, o inyécteselo y obtendrá una droga alucinógena, disociativa, que puede ser peligrosa, incluso mortal.

Más de tres mil llamadas de auxilio han llegado a los Centros estadounidenses de Control de Envenenamiento solamente en el primer semestre de 2012. Las personas se han estado hiriendo a ellos mismos o han estado llegando a las salas de emergencia en West Virginia, Pennsylvania, Indiana, y en todos los estados del Sur, en el Medio Oeste y en Nueva Inglaterra. Los episodios psicóticos son similares a los que resultaban de usar PCP hace unas décadas.

En el peor de los casos, las drogas en las sales de baño han dado lugar a fiebres muy altas que pueden causar que algunos órganos dejen de funcionar y la muerte, el suicidio, homicidio y un estado psicótico que sólo puede ser manejado con una anestesia general o con potentes drogas anti-psicóticas.

Bobby Wiggins, especialista en educación sobre las drogas de Narconon®. Comenta: “los padres deben sentarse con sus hijos adolescentes y jóvenes y proporcionarles la verdadera historia de esta mortal droga. Ellos podrían estar salvando la vida de su propio hijo o la de uno de los amigos del niño”.

La Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos acaba de utilizar su autoridad para establecer una restricción temporal a nivel nacional de los productos químicos en la droga, dando a los legisladores tiempo para ponerse al día con las leyes federales. Sin embargo, es probable que esta acción simplemente lleve a la clandestinidad a los traficantes de la droga.

El ingrediente psicoactivo de la sales de baño puede ser mefedrona, 3,4 methylenedioxypyrovalerone (MDPV) o Methylone. En la composición química y en el efecto, estos medicamentos imitan la acción del khat, una droga a base de plantas cultivadas en el este de África y que se suele pasar de contrabando a Europa y América del Norte. Las sales de baño, que también pueden ser empaquetadas y vendidas como alimentos de origen vegetal o como “productos químicos de investigación” a través de Internet, se cree que se fabrican en China o en la India y luego se pasan de contrabando a Estados Unidos, Reino Unido o Europa.

Cuando se habla de las sales de baño, los padres pueden informar de los siguientes resultados que han procedido de las salas de emergencia de los hospitales o de los informes de la policía:

  • Fiebres extremadamente altas que pueden resultar en insuficiencia renal y en la muerte.
  • Episodios psicóticos en el que una persona no puede ni siquiera ser tranquilizada, aunque se le den sedantes o se les disparase con pistolas Taser (de descarga eléctrica).
  • Rabia homicida o alucinaciones que causan el que una persona salte dentro del tráfico, hiera a alguien o cometa suicidio.
  • Confusión mental y desorientación que dura meses.
“Los padres pueden no conocer el nombre y los efectos de cada nueva droga que sale al mercado”, añadió Wiggins. “En realidad, la única seguridad para nuestros jóvenes es enseñarles que nunca se puede saber cuándo el consumo de drogas o alcohol va a convertirse en mortal. Incluso si la droga en sí no es peligrosa como para poner la vida en peligro, casi cualquier droga puede dar lugar a un accidente fatal por la alteración que producen en la percepción de una persona de la velocidad o de la distancia, o por retrasar su tiempo de reacción”.

Wiggins recomienda trabajar con los jóvenes para desarrollar sus metas en la vida y luego continuar para prestarles asistencia en la consecución de esos objetivos. “Cuando los jóvenes miran hacia el futuro y sienten que están logrando sus objetivos, están menos propensos a ser desviados hacia el consumo de drogas y alcohol”, concluyó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad