domingo 27 de marzo de 2022 - 12:00 PM

Shanghái es el epicentro del COVID-19 en China con más de 2.600 casos en un día

Shanghái ha registrado este domingo más de 2.600 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas para convertirse en el nuevo epicentro del brote de coronavirus más importante registrado en China desde la declaración de la pandemia, y que ha llevado al confinamiento obligatorio de millones de personas en todo el país durante las últimas semanas.

Dada la situación, las autoridades sanitarias de la zona han anunciado por fin, tras semanas de desmentidos, un confinamiento escalonado para realizar una ronda multitudinaria de pruebas a la población en diferentes fases, después de que solicitaran a la gente que no extendiera "falsos rumores" sobre una medida tan drástica. En la ciudad viven 26 millones de personas.

Así, y según un comunicado recogido por el 'Shanghai Daily', las autoridades comenzarán confinando la zona de Pudong (al este del río Huangpu) desde el 28 de marzo al 1 de abril, seguido de Puxi (al oeste del río) desde el 1 al 5 de abril. El transporte público queda suspendido y los residentes no podrán abandonar sus hogares salvo por motivos imprescindibles.

Si bien la situación está lejos de alcanzar un punto crítico, la existencia de semejante foco demuestra la consolidación en el país de la variante ómicron del coronavirus, especialmente contagiosa, que amenaza con descarrilar la estrategia de "cero casos" del Gobierno chino.

La gran metrópolis financiera del país rebasa así a la provincia nororiental de Jilin (2.078 contagios nuevos) como foco principal de la pandemia en el país asiático, con un incremento del 18 por ciento de casos desde el día anterior, según los datos de la Comisión Municipal de Salud.

Shanghái ha registrado un gran repunte de los contagios en el último mes que ha obligado al confinamiento de los residentes de decenas de bloques de apartamentos.

Este mismo domingo, responsables sanitarios habían asegurado que el cierre de la ciudad estaba descartado dada su extraordinaria importancia para los comercios y el negocio.

"¿Por qué Shanghái no puede cerrar? Porque es una ciudad con un papel muy importante en la economía y el desarrollo social de China, lo que tiene un impacto en la economía global", ha declarado el responsable del equipo de expertos locales contra la epidemia Wu Fan al periódico estatal chino 'Global Times'.

El país ha confirmado hasta la fecha 143.000 casos y unos 4.600 fallecidos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad