sábado 14 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Suicida mató a 35 personas iraquíes en peregrinación chiíta

Un kamikaze estalló ayer en medio de un grupo de mujeres y niños que iban a pie en peregrinación hacia la ciudad santa chiíta de Kerbala, en un atentado que recordó las violencias confesionales que ensangrentaron Iraq en los últimos años.

'Treinta y cinco personas, en su gran mayoría mujeres y niños, murieron y otras 68 resultaron heridas', declaró a la televisión pública Abdel Karim Jalaf, vocero del ministerio del Interior, al añadir que el balance de muertos podría aumentar.

'Ambos ataques llevan la huella de Al Qaeda', agregó en referencia a otro atentado, el jueves, en el que murieron ocho peregrinos y otros 56 resultaron heridos, cerca del mausoleo chiíta del imán Hussein, en Kerbala.

Las víctimas del atentado de ayer estaban en una de las tiendas instaladas a lo largo de los 110 km que unen a Bagdad con Kerbala, según otro responsable del ministerio.

El capitán de policía de la provincia de Babilonia, Mohamed al-Awadi, señaló que el atentado ocurrió hacia el mediodía local en Iskandariya, a 40 km al sur de Bagdad.

Ban Ki-moon condena el atentado


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el atentado suicida contra peregrinos chiítas ocurrido en Iraq.

Ban afirmó que esas acciones no pueden ser justificadas por razones políticas o religiosas y que se deben condenar ‘de la manera más contundente posible’, según una declaración distribuida por su oficina de prensa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad