jueves 17 de septiembre de 2009 - 7:33 PM

Tokio emprende con sake y cerveza la recta final de la campaña olímpica

Tokio 2016 emprendió hoy con un brindis de sake y cerveza la recta final de su campaña en una celebración a la que asistieron políticos, atletas y artistas, entre ellos el arquitecto Tadao Ando, autor del futuro "Bosque del Mar" olímpico.

A quince días de la elección de la sede olímpica de 2016, varios centenares de personas acompañaron a los miembros del Comité Olímpico Japonés en un abarrotado salón del imponente Ayuntamiento de Tokio, en el animado barrio de Shinjuku, donde se celebró el último acto oficial de Tokio 2016 en la capital nipona.

Poco antes, el alcalde de Tokio, Shintaro Ishihara, y el presidente de la campaña, Ichiro Kono, presentaban a los trece atletas nipones que respaldarán a Tokio en Copenhague el 2 de octubre, cuando el COI elegirá la sede de los Juegos de 2016, a la que compiten también Madrid, Río de Janeiro y Chicago.

Un cronómetro instalado en el Ayuntamiento recordaba la cuenta atrás para la cita de Copenhague, en la que de momento se desconoce quién será el máximo representante político japonés.

La campaña tokiota presume de haber movilizado a algunas de las figuras más destacadas de la sociedad japonesa, desde creadores a políticos o empresarios, y algunos de ellos acudieron hoy a la fiesta, en la que se vieron algunos kimonos y mucho veterano.

Tadao Ando, el arquitecto japonés de más renombre internacional y creador de parte del proyecto de remodelación de Tokio, se colocó hoy ante las cámaras -una actitud poco usual en él- para animar a los japoneses a que apoyen la candidatura de su capital.

Ando y otra treintena de asistentes se subieron al escenario con yukata, una prenda tradicional japonesa de verano, para romper con un martillo un barril de sake y brindar al grito de "Kampai".

Una vez abierta la veda, se destapó también el sushi y sashimi (pescado crudo) para los expectantes invitados, antes de que unas bailarinas adolescentes, en una cuidada coreografía, luciesen con pompones dorados las cifras del año 2016.

En la fiesta, el conocido diseñador Yohji Yamamoto, autor del vestuario de la campaña, fue uno de los personajes más visibles, quizá por su llamativa chaqueta con manchas de colores que destacaba entre los serios trajes de chaqueta nipones.

Yamamoto asegura ignorar qué decisión tomará el 2 de octubre el Comité Olímpico Internacional en Copenhague, cuando deberá elegir entre las cuatro ciudades candidatas, pues "no puedo ver la mente de otra persona", reflexionó en una entrevista con Efe.

El vanguardista diseñador expresó además su deseo de convertir la elección de la capital nipona como sede olímpica para 2016 en un sueño para todos los japoneses, razón por la dice haberse unido a la campaña.

En un momento dado, un mensaje del primer ministro, Yukio Hatoyama, leído por megafonía, recordó la capacidad del deporte para "sobrepasar fronteras, religiones y países", al tiempo que "contribuye a la paz en la sociedad".

Tras las palabras de ánimo dedicadas por Hatoyama a la candidatura tokiota, sin que de momento se sepa si viajará o no a Copenhague, intervino otro de los rostros más conocidos de la sala: el ex primer ministro japonés Yoshiro Mori, un peso pesado del recién derrotado Partido Liberal Demócrata (PLD).

Su mensaje se centró en recordar a Hatoyama, del Partido Democrático (PD) y desde ayer primer ministro de Japón, la responsabilidad que ahora le corresponde de apoyar desde dentro la candidatura.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad