sábado 22 de abril de 2023 - 12:00 AM

Tras entregarse a la justicia de EE.UU., ¿qué le espera al expresidente de Perú, Alejandro Toledo?

Toledo está imputado en su país por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias con relación a contratos concedidos a la empresa Odebrecht para la construcción de la Ruta Interoceánica entre Brasil y Perú.
Compartir

El expresidente peruano Alejandro Toledo, reclamado por la Justicia de su país desde finales de 2017, se entregó ayer a la Corte de San José, en California (EE.UU.), para ser extraditado a Perú.

El exmandatario llegó al tribunal a la hora prevista, las 09.00 hora local, y evitó entrar por la puerta principal para no encontrarse con los medios de comunicación, según contó a EFE una fuente de su entorno.

El lugar y la hora eran de conocimiento público, pero ante la corte no hubo curiosos ni compatriotas para tratar de presenciar su entrega.

Toledo estaba obligado a entregarse a las autoridades este viernes por la mañana en el edificio Robert F. Peckham, sede del Tribunal del Distrito Norte de California, en la ciudad de San José.

Está previsto que pase a disposición del Servicio Federal de Alguaciles, que lo mantendrá en una cárcel del condado de San Mateo (EE.UU.) antes de enviarlo a Perú.

El exmandatario había manifestado en declaraciones a EFE horas antes de su entrega que desconocía el tiempo que permanecerá recluido en Estados Unidos y “quiénes vendrán desde Perú” para ejecutar la extradición que, según su equipo legal, debe pasar a manos de la Interpol próximamente.

Toledo está imputado en su país por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias en relación con el escándalo Odebrecht que, a su vez, forma parte del conocido Caso Lava Jato y que salpicó a diferentes dirigentes latinoamericanos.

En 2019, el fundador del extinto partido Perú Posible ya fue arrestado en California, donde impartía clases en la Universidad de Stanford, por el mandato de extradición que pesaba sobre él, pero un año después fue puesto en régimen de arresto domiciliario tras considerarse que su salud podría peligrar durante la pandemia.

En septiembre pasado, la Justicia estadounidense dio luz verde a su extradición a Perú, al haber hallado pruebas suficientes que justifican esta medida, que fue avalada en febrero de este año por el Departamento de Estado.

Según declaró el jefe del Instituto peruano penitenciario (INPE), Javier Llaque, es “muy probable” que Toledo, cuando esté en Perú, ingrese a Barbadillo, un penal ubicado en el distrito limeño de Ate, donde están presos los expresidentes Alberto Fujimori y Pedro Castillo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad