martes 15 de septiembre de 2009 - 6:52 PM

UE prepara más medidas restrictivas contra Gobierno de facto de Honduras

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han acordado hoy preparar nuevas "medidas restrictivas" dirigidas a los miembros del Gobierno de facto de Honduras que obstaculicen una salida negociada a la crisis política que atraviesa el país.


"Hasta que no se logre un acuerdo pacífico, la UE estará dispuesta a tomar nuevas medidas restrictivas que estén dirigidas a aquellos miembros del Gobierno de facto que parecen estar bloqueando los progresos para llegar a una solución negociada basada en el Acuerdo de San José", indica la declaración aprobada hoy.

El Consejo de Relaciones Exteriores encomienda a sus organismos pertinentes "comenzar el trabajo preparatorio necesario".

"La UE ha dejado claro una vez más que tiene tolerancia cero hacia el golpismo", aseguró en una rueda de prensa el secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, quien precisó que "no hay un calendario previsto de sanciones".

En su opinión, el documento es importante porque supone una "posición común de la UE", y declaró que se trata del "éxito" de una iniciativa española.

Los ministros aprobaron el texto sin debate durante el Consejo de Relaciones Exteriores y Asuntos Generales que ha finalizado hoy en Bruselas, un gesto que podría llevar a la UE a endurecer aún más las acciones que ya ha emprendido hacia ese país centroamericano desde que se produjo el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya el pasado 28 de junio.

En su declaración, la UE vuelve a manifestar su total apoyo a los esfuerzos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para lograr una solución al conflicto, así como a las labores de mediación del presidente de Costa Rica, Óscar Arias.

Al respecto, reafirma su apoyo al Acuerdo de San José propuesto por Arias, que prevé la formación de un Gobierno de unidad encabezado por Zelaya, el adelanto de elecciones, una amnistía para los delitos políticos, la renuncia a reformar la Constitución y la creación de una Comisión de la Verdad.

En especial, el Consejo subraya la importancia de esa comisión, así como su "imparcialidad".

El Consejo expresa, asimismo, en el texto, su "profunda preocupación" por las violaciones de los derechos humanos denunciados en Honduras, que incluyen amenazas a defensores de los derechos humanos, detenciones arbitrarias y represión de manifestantes pacíficos.

Recuerda al Gobierno de facto sus "obligaciones" bajo el Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, la Carta de la OEA y la Convención Americana de Derechos Humanos.

Por último, los ministros afirman que seguirán restringiendo los contactos a nivel político con los representantes del Gobierno de facto.

Ayer, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, declaró que "España, a partir de mañana (hoy, martes) tomará las medidas de impedir la entrada en territorio nacional de un número importante de personalidades" del actual régimen hondureño.

López Garrido agregó hoy que España no adoptará medidas unilaterales contra el Gobierno de Honduras, y que actuará "en congruencia y armonía con la Unión Europea".

El secretario de Estado afirmó que cada país puede decidir por sí mismo sobre la restricción de entrada a representantes del Gobierno de Micheletti, aunque abogó por una "acción común" de la UE en ese sentido.

En cuanto a las medidas que podrían estudiar los grupos de trabajo del Consejo, indicó que, en reuniones anteriores, ya han aludido a la posibilidad de restringir visados o cuentas corrientes de miembros del Gobierno de facto.

A raíz del golpe de Estado, el bloque europeo ya decidió limitar los contactos con el Ejecutivo de facto y congelar las ayudas al presupuesto de Honduras, que ascienden a 65,5 millones de euros (95,5 millones de dólares).

Por otra parte, acordó posponer las negociaciones para un acuerdo de asociación con Centroamérica, con la esperanza de retomarlas lo antes posible.

También se han paralizado algunas ayudas comunitarias al desarrollo que gestiona directamente el Gobierno, como demuestra la exclusión de Honduras de la firma de una ampliación de fondos para llevar a cabo proyectos de energía solar en algunas de las comunidades más pobres de varios países de Latinoamérica, en el marco del programa "Euro-Solar".

El pasado 28 de junio, Roberto Micheletti fue nombrado presidente de Honduras en sustitución del depuesto mandatario Manuel Zelaya, después de que éste fuera expulsado del país por los militares y destituido por el Parlamento.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad