miércoles 27 de enero de 2021 - 7:55 PM

Un ataque homofóbico genera repudio y pedidos de justicia en Bolivia

El ataque homofóbico sufrido por dos personas de la comunidad Trans, Lésbico, Gay y Bisexual (TLGB) de Bolivia generó repudio y pedidos para que el suceso, ocurrido en la ciudad boliviana de El Alto, sea investigado.

La Defensoría del Pueblo y el Colectivo TLGB se manifestaron por separado este miércoles para denunciar el ataque sufrido por dos jóvenes que son parte de ese sector.

Marco, que es gay, y Devi, que está en proceso para ser una mujer trans, fueron atacados por tres hombres al salir de una reunión el pasado sábado en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, explicó a Efe el presidente del Colectivo TLGB Bolivia, Rodolfo Vargas.

Los agresores "no tuvieron ningún tipo de razón para atacarlos", lo hicieron solo "por su apariencia", denunció Vargas, quien también lamentó el "odio" que prevalece "hacia la diversidad sexual".

Los jóvenes acabaron con cortes y golpes en la cabeza e incluso Marco corre el riesgo de perder un ojo si no se somete a una cirugía, indicó.

El Colectivo TLGB emitió un comunicado para denunciar el suceso y lamentar que este tipo de agresiones se repitan "sin tener alguna solución por parte de las autoridades".

"Exigimos que este caso no quede en la impunidad como todos los que se han denunciado en los últimos años", sostiene en el comunicado en el que también se reclama una investigación para hallar a los agresores y sancionarlos.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo demandó al Ministerio Público "la investigación y sanción ejemplificadora a los autores de la agresión" sufrida por Marco y Devi, además de denunciar que estos sucesos "no son aislados" pues la población TLGB "sigue siendo víctima de odio e intolerancia" en Bolivia.

La defensora interina del Pueblo, Nadia Cruz, recordó que el racismo y la discriminación son delitos penales, según un comunicado de esa institución.

El Colectivo TLGB lamenta no contar con cifras oficiales sobre las agresiones y crímenes de odio contra esa población, ya que no existe una tipificación específica para estos casos en las normas penales bolivianas, pero además muchas víctimas prefieren no presentar denuncias por temor al rechazo o la discriminación, mencionó Vargas.

La información que tienen es que en 2020 hubo más de 60 casos de agresiones y este año ya van al menos dos, incluida la sufrida por Marco y Devi, explicó.

Según datos de las organizaciones TLGB, en los últimos años en el país hubo al menos 65 asesinatos de personas de ese colectivo, de los que sólo uno llegó a sentencia, lo que fue posible por el impulso de la familia de la víctima y de activistas que defienden sus derechos.

Vargas señaló que durante la cuarentena que rigió el año pasado también hubo situaciones de personas que fueron expulsadas de sus hogares, en muchos casos con violencia, al descubrirse que eran parte de la comunidad TLGB.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad