martes 17 de febrero de 2009 - 11:38 PM

Un día en el techo del mundo para rezar por la paz

Tres hermanos nepalíes, que suman 16 ascensos al Everest, se proponen grabar sus nombres en la Historia del montañismo con el récord de pasar 24 horas escuchando himnos religiosos encaramados al pico más alto del mundo, una gesta que dedicarán a la paz en el mundo.

"Queremos pasar 24 horas en la cima de la montaña para rezar por la paz en el mundo y en Nepal", dijo hoy a Efe el mayor de los tres hermanos, Pemba Dorje Sherpa.

Los hermanos Sherpa

Los miembros de la expedición, que partirá el próximo abril y tiene previsto alcanzar el Everest en mayo, llevarán consigo una estatua de Buda, así como símbolos de otras religiones para envolver de espiritualidad su logro deportivo.

Además, los deportistas irán provistos de reproductores de MP3 y CD para poder escuchar los cánticos religiosos con los que inspirarse durante el día que pretenden pasar a 8.848 metros de altitud.

Los tres hermanos quieren así fulminar el récord del nepalí Babu Chirri, que pasó 20 horas en el monte más alto del mundo y falleció durante un ascenso al mítico monte tras caer a una grieta.

La muerte de Chirri ha servido como estímulo para los deportistas que, animados por un espíritu patriótico, quieren que Nepal siga acumulando títulos mundiales.

"Si Babu Chirri todavía estuviera vivo, yo no habría ido a por este récord, hubiera sido suyo, pero desde que murió escalando el Everest me quiero asegurar de que un nepalí lo conserva", dijo Pemba, quien añadió que no cree que nadie pueda arrebatarles el título al tratarse de tres hermanos.

La dificultad del reto, la falta de oxígeno en la cima de la montaña y los riesgos para la salud no parece amedrentarles.

"Quizá para alguien que haya nacido a menor altitud pueda suponer un riesgo para la salud, pero nosotros nacimos en las montañas a una altitud de 4.200" metros, agregó Pemba, quien planea realizar el ascenso sin oxígeno, algo que ya ha hecho en otras dos ocasiones.

Sin embargo, sus hermanos Nima Gyalzen, de 23 años, y Phurba Tenzing, de tan solo 20, utilizarán bombonas para compensar la falta de oxígeno.

Anotarse récords no es algo ajeno a Pemba quien, a sus 28 años, ha alcanzado la cima del Everest en nueve ocasiones.

Entre los logros del montañero se encuentra la subida más rápida a ese monte, en sólo 8 horas y 23 minutos en el año 2003.

Además, ha alcanzado la cima del mundo en dos ocasiones en 5 días y un total de tres veces en diez, marcas que le han valido sendos récords Guiness.

La experiencia de Pemba es un aliciente para el menor del trío Sherpa, que reconoce que fue su hermano quien le animó a participar en el proyecto.

"Mi hermano me lo propuso y le dije que sí. Las cuatro veces que he subido ha sido con él", aseguró a Efe Phurba.

Nima también es un montañero experimentado que ha alcanzado la cima del Everest en tres ocasiones, aunque como integrante de expediciones en las que no había miembros de su familia.

Los tres hermanos nacieron en una localidad del valle de Rolwaling, en el este del país himaláyico, zona de la que proceden la mayoría de los guías que acompañan a los montañeros de todo el mundo en su objetivo de conquistar las desafiantes cimas nepalíes.

Los Sherpa empezaron a escalar montañas a los 13 años transportando equipos en expediciones de "trekking" siguiendo la estela marcada por su padre.

El patriarca de la familia trabajó junto al neozelandés Edmund Hillary y su guía Tenzing Norgay Sherpa, quienes lograron escalar el Everest por primera vez en la Historia en 1953.

Pero a pesar de la tradición familiar, Pemba, padre de dos niños, no quiere que sus hijos sigan sus pasos por los peligros que conlleva: "siempre hay un riesgo, cualquier cosa puede pasar en las montañas".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad