miércoles 06 de mayo de 2009 - 6:47 PM

Un especialista danés dice que Napoleón no murió envenenado

Un médico jubilado danés, especialista del aparato renal, descartó el martes los mitos que rodean la muerte de Napoleón, como que murió envenenado con arsénico o de un cáncer de estómago, y aseguró que el emperador francés falleció de insuficiencia e intoxicación renal.


En un libro salido a la venta esta semana, "Napoleons nyrer" (Los riñones de Napoléon, ediciones Hovedland), Arne Soerensen, afirma que Napoleón falleció de problemas renales y urinarios, enfermedades que padeció durante años.

Paralelamente a su carrera profesional en el hospital de Aalborg (norte), este médico, de 82 años, "un apasionado de la historia de Napoleón", ha estudiado y analizado "durante 20 años su vida y su salud, desde su infancia a su muerte", declaró a la AFP.

"Napoleón sufría desde joven de una constricción crónica del canal urinario, de infecciones crónicas de la vejiga, una enfermedad renal, una nefropatía obstructiva, conllevando complicaciones mortales", aseguró.

"Tuvo problemas para orinar durante mucho tiempo, al punto que un día dijo 'esto será mi muerte'", agregó Soerensen, que basa su hipótesis en "análisis clínicos objetivos".
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad