sábado 22 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Un racista y misógino: el ultraderechista de Hanau

Dijo que quienes permiten la inmigración en Alemania y quienes no expulsan a los extranjeros cometen “alta traición”.
Escuchar este artículo

Ultraderechista, racista, misógino, sexualmente frustrado y conspiranoico. El manifiesto de 24 páginas y los videomensajes de Tobías Rathjen, el terrorista alemán que asesinó a 10 personas en Hanau antes de suicidarse y matar a su mamá, permite trazar un primer bosquejo de su oscura personalidad.

Antes de abrir fuego contra dos locales frecuentados por musulmanes, Rathjen -que durante sus 43 años había pasado totalmente desapercibido para las fuerzas de seguridad- había dejado constancia de las múltiples facetas de su odio en Internet.

Odiaba a los extranjeros y a los inmigrantes. Odiaba al islam. Odiaba a Israel. Odiaba al Estado alemán. Odiaba a las mujeres. Odiaba a la izquierda. Y odiaba a los medios de comunicación masiva.

También le puede interesar: La derecha tensiona a Europa

Rathjen era un solitario resentido, que seguía viviendo con sus padres y desahogaba su frustración en textos que colgaba en su página web y en videos, uno de los cuales subió a Youtube. La mayoría de ellos ya no están fácilmente accesibles, pero siguen intercambiándose en foros y redes sociales.

Tras completar el servicio civil, completó una pasantía como banquero y estudió administración de empresas en Bayreuth. Junto a información suya, el atacante también incluye en la descripción del vídeo enlaces a páginas abiertamente racistas. Ni la Policía alemana ni la Fiscalía le seguían la pista por xenofobia.

Entre tanto, el Gobierno alemán y la mayor parte del espectro político calificaron ayer de gran amenaza al terrorismo ultraderechista tras el atentado de Hanau.

El ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), por su parte, sigue con los malabarismos retóricos para mantener sus tesis sin reconocer un ápice de responsabilidad, asegurando que el terrorista era un enfermo mental y acusando a la fiscalía de negligencia por no haberlo tenido bajo vigilancia.

El ministro del Interior, el conservador Horst Seehofer, calificó al terrorismo ultraderechista como la “máxima amenaza”, en un claro viraje con respecto a los inicios de su mandato, en 2018, cuando se centró en el peligro de un ataque islamista. “La ultraderecha es la máxima amenaza que tenemos en Alemania”, afirmó en rueda de prensa.

Lea además: Curva peligrosa a la derecha

$!EFE / VANGUARDIA
EFE / VANGUARDIA
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad