viernes 12 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Un suicida causó 55 muertos en un restaurante iraquí

El último día de la fiesta de Eid Al Adha se tiñó de sangre en Iraq, luego que al menos 55 personas murieran y 95 resultaran heridas ayer en un atentado dentro de un restaurante cerca de Kirkuk, el ataque más letal perpetrado en el país en los últimos seis meses.

El general Torhan Yussef, número dos de la Policía de Kirkuk, ciudad de 900 mil habitantes y situada a 225 kilómetros al norte de Bagdad, señaló que entre las víctimas hay mujeres y niños.

En el momento de la explosión, varios jefes tribales almorzaban con representantes del presidente iraquí, Jalal Talabani (kurdo), para hablar sobre la situación en Kirkuk. Ninguno resultó herido en el atentado porque estaban en otra sala.

El atentado se produjo a primeras horas de la tarde en uno de los establecimientos más conocidos de la provincia, el Abadalá, a 15 kilómetros de Kirkuk, en una ruta controlada por los peshmergas (combatientes kurdos).

Según un mesero del lugar, Abbas Fadel, un kamikaze activó su cinturón de explosivos en una sala donde estaban almorzando muchas familias.

Muchas víctimas yacían en el suelo, con el rostro ensangrentado.

A la entrada de hospital local, un niño de cinco años lloraba porque, según relató, perdió a sus padres.

'Yo he perdido a mi nieta. Tenía cuatro años. Y no sé dónde están mis dos hijos', contó Reskiya Oji, una mujer de 49 años, recostada en una cama.




Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad