Publicidad

Mundo
Viernes 16 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Un total de 44 propiedades se quemaron por incendios forestales en el sur de Australia

Más de dos decenas de viviendas un negocio y una escuela primaria fueron calcinados por las llamas dejando a la pequeña comunidad en una situación desoladora

Compartir
Imprimir
Comentarios
Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.
Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.

Compartir

Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.

Al menos 44 propiedades fueron devastadas por dos incendios forestales que arrasaron el Parque Nacional Grampians, en el estado australiano de Victoria, a principios de esta semana, según información proporcionada por fuentes oficiales el viernes.

Los incendios dejaron un rastro de destrucción principalmente en la localidad rural de Pomonal, ubicada a unos 250 kilómetros al noroeste de Melbourne. Jacinta Allan, la jefa de gobierno del estado de Victoria, expresó su consternación por la magnitud de la tragedia, señalando que "casi la mitad de las construcciones" en Pomonal fueron consumidas por el fuego.

Sin embargo, no se proporcionaron detalles específicos sobre el tipo de propiedades afectadas, ya que las autoridades continúan evaluando el alcance total de los daños. Los incendios en los Grampians y otras áreas de Victoria estallaron el pasado 13 de febrero, impulsados por temperaturas abrasadoras de hasta 40 grados Celsius y vientos feroces.

Estas condiciones climáticas extremas también resultaron en la trágica muerte de un agricultor en Mirboo North, además de dejar a más de medio millón de hogares y negocios sin electricidad en Victoria, con decenas de miles aún sin restaurar hasta el momento.

La situación actual recuerda a los devastadores incendios del "Verano Negro" de 2019-20, que causaron estragos en la costa este de Australia, cobrando la vida de 33 personas y dejando un impacto catastrófico en la vida silvestre, el medio ambiente y las comunidades locales. Este desastre, junto con los recientes incendios, resalta la vulnerabilidad del país ante la crisis climática y la necesidad urgente de mejorar la respuesta y coordinación ante los fenómenos meteorológicos extremos.

La temporada de incendios en Australia, un país reconocido como uno de los mayores emisores per cápita de gases de efecto invernadero, generalmente se produce durante el verano austral, entre diciembre y marzo, aunque su severidad puede variar según las condiciones climáticas y geográficas./EFE.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por K.M.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad