sábado 22 de enero de 2022 - 12:00 AM

Absurdo que nadie responde

Absurdo que nadie responde

Durante casi 2 meses todas las personas que teníamos que viajar desde Bogotá, Mesa de los Santos, Piedecuesta, etc. etc. tuvimos que soportar trancones hasta de 3 horas para llegar a Bucaramanga por la irresponsabilidad tal vez de Invías de pavimentar hasta 1 kms en horario pico todo el día. Fue terrible y lo peor, ninguna autoridad llámese Gobernación, Tránsito, Policía Vial, Alcaldías respectivas protestó o se quejó hasta que un grupo de taxistas hizo lo correcto y bloquearon. En este departamento lo que menos les interesa es el ciudadano donde todas las autoridades pasan por encima de él.

Y por si fuera poco, el Intercambiador de la Avenida Guatiguará más parece un futuro elefante blanco que una obra majestuosa como la habían trazado: súper atrasada, desordenada en el proyecto, poca gente trabajando, no se ha iniciado el deprimido hacia el sur y ahora nuevo cierre de vías aledañas pero nos preguntamos para qué. Hay una falta total de directriz de los encargados de la obra y en especial de las autoridades locales, empezando por el Alcalde de Piedecuesta.

Recuerden que esta es una vía nacional que viene desde el interior de Colombia y va para Cúcuta y todo el norte de nuestra patria y su flujo vehicular es muy alto.

Fabio Emilio Waked M.

La OPA

Colombia debe estar orgullosa de sus empresarios, como también de sus empresas, tipo Nutresa, Sura, Bancolombia; la valentía del grupo Gilinsky, quien contrario a lo que pensaría cualquier desprevenido inversionista de bolsa, jamás se imaginaria que al finalizar el 2021, año difícil, en todos los sentidos, alguien pusiera sobre la mesa, grandes sumas de dinero, para tener el control de las dos o tres empresa más importante paisas.

Con estas OPAS, se espanta el fantasma, de que el próximo presidente, traiga el Castro- Chavismo al país, o se vayan a expropiar, o los grandes capitales huyan despavoridos de nuestro país. No creemos que esta familia de banqueros vallunos, tenga la creencia, que con el próximo gobierno, sus capitales vayan estar expuestos, como piensan pequeños empresarios de ropa y bisutería.

Los capitales que siempre huyen del país, son los capitales golondrina, pero una Sola golondrina no hace verano.

Jaime Torres Mahecha

Bienvenido 2022 con olores fétidos e inesperados

Nos dieron vacaciones de los olores irresistibles que se cuelan descaradamente por las ventanas de nuestros apartamentos.

Con qué tapamos nuestras narices, para esconder el descalabro del Carrasco que dice estar funcionando de maravillas según foto presentada en el día de ayer. ¿Entonces de dónde vienen esos olores nauseabundos? ¡Durante 45 minutos del día de hoy 19 de enero 2022 tuvimos que soportarlos!

No sólo son las basuras hasta el tope que acompañan las canecas del Parque Bolívar y sus respectivos olores, ahora le debemos sumar estas misteriosas oleadas. Menos mal existe esta posibilidad de queja. Sino como decían antes. ¡A quejarse al mono de la pila!

Shayo Rodríguez Gómez

Parque Eloy Valenzuela, Girón

Mi amigo y compañero de Academia Miguel José Pinilla, propuso en la sesión celebrada en Girón (15 de enero de 2022), que el parque de la Villa que no tiene nombre, llevara el del doctor Valenzuela Mantilla. Mejor acierto imposible, bien por esa propuesta. En mi libro “Girón su huella en el tiempo”, traigo una nota del doctor Manuel Serrano Blanco sobre este personaje de ciencia, que dice: “Hijo de Girón, su nombre Juan Eloy Valenzuela Mantilla que con su carácter de prebendado viene a adoctrinar la parroquia. Es el científico de la comisión botánica que, con otro hombre vinculado a las gentes y a la sangre de Bucaramanga don José Celestino Mutis, realiza una tarea sobre ciencias naturales, tan completa como no la ha cumplido otra en el país. Diole el padre Valenzuela a su tierra, el entrañable sentimiento del pueblo aficionado a las manifestaciones del espíritu. Al mismo tiempo, que naturalista y teólogo; tenía como aquel otro teólogo y naturalista, don Francisco Quevedo, la más cáustica vena humorística. Hay que leer los libros parroquiales de su época en donde consignó, todas las dolamas y alifafes de sus vecinos feligreses; las querellas del alma y las dolencias del cuerpo. Van desfilando por aquellas páginas de letra menuda con un realismo tan crudo y tan gracioso, tan deslenguado y tan cruel que ante ellas se contuvo la pluma devota de don Joaquín García en sus Crónicas de Bucaramanga con recatada admiración; sin embargo, esa escuela literaria del Padre Valenzuela fue la que hizo célebre la literatura española a través de su picaresca inmortal...”

Julio Valdivieso Torres

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad