viernes 20 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Escuchar este artículo

La comida y el postre

El festival de colonias en el parque García Rovira ya es tradición y crisol de la santandereanidad, sus propuestas de cocina regionales con sabores ancestrales, integran la provincia en una especie de mercado público, con gran aglomeración y uno que otro desorden, con paciencia los visitantes hallan a lo largo de la exposición pantagruélica, comidas de variada oferta.

Aquí la carta brilla por su ausencia, las mesas son escasas, pero el ambiente y la fraternidad lo suplen.

Se encuentran sorpresas como el desfile de algunos candidatos que con gran apetito electoral, reparten saludos, a abrazos y selfies, esperando conquistar el postre, es decir la torta del poder.

No, a su renuncia señor alcalde....!!

La verdad es que su renuncia me deja una gran nostalgia, a todos los que hemos admirado su honradez y creo que no debe renunciar y seguir en la lucha el poco tiempo que ya le queda en el mandato, es un error, medite en quienes lo hemos elegido y que otro no venga a terminar lo que usted ya ha hecho o recorrido sin conocer sus intenciones y cómo deje la ciudad.

Todos podrán criticar señor alcalde, de usted, menos de su transparencia y honradez que lo ha caracterizado..... Que por no prestarse para los malos manejos en relación a las basuras hoy lo quieren acorralar para sacarlo.

Con la verraquera que lo caracteriza, quisiera pedirle que no renuncie, aunque lo saquen de casillas y cometa errores, pero errar también es de humanos. Lo que siente la gente contradictora es puro ardor porque no ha repartido la mermelada, y quién pues, los manda a buscar lo que no se les ha perdido y quien busca lo ha encontrado, a usted; debe ser que estaban mal acostumbrados... como santandereana nacida en las tierras de San Vicente de Chucurí, hubiera hecho lo mismo que usted al golpear al señor Claro, si me siento herida en mis profundos sentimientos.

Ojalá les sirva de experiencia a estos servidores metiches y antes de armar el teatro lo piensen y si tanto ardor sienten, vayan y se bañan en el Páramo de Santurbán.

En época de elecciones

Me quedé corto en mi anterior artículo publicado este lunes, debo recordar que la idea del metro para Bucaramanga la publiqué en mi libro “Mi País Ideal” hace 17 años (esto para evitar malos entendidos y no caer en parcialidades políticas de un candidato actual que no conozco) y me hizo falta programar otro metro cable del centro hacia Morrorrico y una línea desde Florida hasta Girón por el anillo vial y claro, que debe ser elevado para evitar uno; las muertes por los colados, dos; que la línea subterránea se convierta en hotel de indigentes y tres; salas de consumo de estupefacientes y prostitución al aire libre.

¿Por qué se

ataca la paz?

Prefieren verlos armados en el monte que defendiendo la paz en el congreso, es muy triste hoy mirar al horizonte porque hay ideas que van en retroceso.

Son guerristas ideas retardatarias que en el congreso a diario vociferan y aprovechan también esas plenarias para esparcir veneno por doquiera.

Patrocinan la guerra porque entiendo siempre con ella haberes multiplican, su ansiedad voraz no la comprendo, a quienes la paz defienden los critican.

Por tres desertores que hacia el monte se devolvieron con armas empuñadas, de la JEP y la paz predican el desmonte para volver a empezar luchas armadas.

Por qué se ataca la paz si es que con ella se disminuyen las muertes y extorsiones, no continuemos patrocinando la querella que solo trae abandono y destrucciones.

Doscientos años atrás fuimos historia de hidalguía, de lucha e independencia, quizá ya todo se fue de la memoria, nada quedó de toda esa experiencia.

HÁGASE oÍr
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad