lunes 10 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Escuchar este artículo

Cecilia ya no está

La mujer que desafiando el tiempo y hasta el espacio cumplió tareas inconmensurables. Ella en su parla, en sus maneras, en el ritmo de su voz y en la potente fuerza de ponerle final a la charla, cuando se decía algo con lo que no estaba de acuerdo; fue distinguida en todo, el idioma que hablaba, en la férrea expresión santandereana de los personajes decimonónicos, que cuando no comulgan con algo no demoran su opinión guardada, ni cinco minutos, sino que explotan, y de qué manera... Nunca intrigó nada y las cosas que la sociedad le otorgó fueron el producto más acabado de sus merecientes, inteligencia y grandeza, amén de su recto obrar, Cecilia Valdivieso de Umaña escribió con sus actos la página más acabada que persona alguna haya hecho; ella misma creó su entorno y me imagino que así fue toda la vida, porque su franqueza estaba siempre a flor de piel, y nada ni nadie le hacía cambiar el rumbo. Que pesar que personalidades de este talante no se prolonguen indefinidamente en el tiempo para que la sociedad vuelva a hacer algo de los que antaño fueron gloria.

Sin dolientes

Casi a diario, Vanguardia reporta accidentes fatales de motociclistas y homicidios. Sin embargo, parece que no hay autoridad competente para acabar o disminuir con estos siniestros. Si bien muchos motociclistas originan las tragedias por violar normas de tránsito, esto no es excusa para que no se haga algo al respecto. Las autoridades de tránsito deberían mantener controles permanentes en la ciudad y el área metropolitana para meter en cintura a los motociclistas irresponsables antes de que trunquen sus vidas en un accidente. Las víctimas suelen ser jóvenes y esto es aún más preocupante.

Igual ocurre con la intolerancia de los bumangueses. En cualquier lugar de la ciudad se presentan homicidios por deudas pendientes, enemistades o ajuste de cuentas. La policía y la administración local parecen incapaces frente a este flagelo. Además de una campaña de cultura ciudadana permanente y eficaz, sería bueno que se hicieran operativos de registro y control para incautar armas de fuego y blancas con las que se comete este delito.

Sólo lloran los familiares de las víctimas. Los demás actuamos como si nada ocurriera. Son muchas vidas jóvenes perdidas inicuamente frente a la pasividad de las autoridades.

¿Movilidad para qué?

Es un hecho: todo vehículo tiene ruedas para movilizarse y su sitio lo desocupa en un segundo pero si le damos vía; si las vías se las obstruimos o no tienen espacio para ocuparla porque otros vehículos la ocupan no podrá moverse y viene por consiguiente el trancón. Bucaramanga está tan congestionada como estaba Tokio antes de que una administración cayera en cuenta y decidió darle vía a los vehículos por túneles y puentes; pero acá en Bucaramanga y en todo el país nos contentamos con echarnos la culpa los unos a los otros: a las motos, a los alféreces y a la mala cultura ciudadana, y no aceptamos la realidad que se ve a distancia en la falta de vías o vías muy angostas, y de ñapa con reductores de movilidad por doquier como el del Anillo Vial. Un puente en el cruce de la 27 con 56 sería parte de la solución en cambio de estar construyendo Panachi y Santísimos que no ayudan en lo más mínimo contra la inmovilidad inexplicable, afectando el mismo turismo; no les damos vías al turista para que llegue y disfrute de la ciudad.

La gratitud

Después de 25 años y de nuevo por estos medios me vuelvo a encontrar con Kilo Ardila, colega y amigo humilde y carismático que tiene la responsabilidad de cumplirle a su profesión como periodista en Vanguardia “mi casa” me expreso así; un ser espiritual, cariñoso y carismático de quien se aprende; como maestro en los diarios ha enseñado la cultura y la educación a los seres humanos; gracias Kilo por tu don de gente y de aprecio hacia mí, que el Todopoderoso lo siga usando por largos años, abrazos.

HÁGASE OÍR
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad